Irán ejecuta a la "esposa temporal" de un futbolista

Shahla Jahed
Image caption Shahla Jahed pasó nueve años en la cárcel de Evin, en Teherán.

Irán ejecutó este miércoles a Shahla Jahed, la "esposa temporal" de un conocido futbolista de ese país, pese a los pedidos internacionales de clemencia.

La organización de defensa de los derechos humanos Amnistía Internacional (AI) había hecho un llamamiento de última hora para que se detuviera la ejecución, afirmando que Jahed no recibió un juicio justo.

La mujer, quien bajo la ley chiita había contraído matrimonio temporal con Nasser Mohammad-Khani, un ex delantero de la selección nacional, fue condenada a morir ahorcada por apuñalar y provocarle la muerte a la esposa permanente del jugador hace nueve años.

Shahla Jahed fue ahorcada a las 05.00 hora local (01:30 GMT) en la prisión de Evin de Teherán, informó la agencia oficial de noticias IRNA.

Grupos internacionales de derechos humanos hicieron campaña por su liberación desde que fue encarcelada hace nueve años.

La ejecución es la número 146 en Irán este año, según la agencia de noticias AFP.

Jahed, que vivía con el futbolista Nasser Mohammadkhani en Teherán en un matrimonio temporal, fue hallada culpable de matar a puñaladas a la primera esposa de éste, Laleh Saharkhizan, en 2002.

Primero confesó el asesinato, pero luego se retractó de su declaración ante el tribunal. Había pasado los últimos nueve años en la prisión de Evin.

"Defectos de procedimiento"

Mohammadkhani fue un exitoso futbolista iraní en la década de los años 80 y más tarde se convirtió en entrenador del club Persépolis.

El matrimonio temporal le impidió a Mohammadkhani enfrentar acusaciones de adulterio, aunque fue condenado a 74 latigazos por consumo de drogas después de que el tribunal entendiera que había fumado opio con su amante.

Inicialmente se sospechó de su complicidad en el asesinato y fue encarcelado durante varios meses, pero fue liberado después de la confesión de Jahed.

Malcolm Smart, director de AI para Medio Oriente y el Norte de África, dijo que había "motivos para creer que Shahla Jahed no recibió un juicio justo y puede haber sido forzada a hacer una 'confesión' durante los meses en los que estuvo detenida en régimen de aislamiento".

"Ella se retractó de esa confesión en el juicio, pero el tribunal optó por tomarlo como una prueba en su contra", añadió en un comunicado.

La sentencia fue revocada en 2008 después de que el poder judicial citara "vicios de procedimiento", pero Jahed fue condenada nuevamente a muerte en febrero de 2009.

Teherán ha atraído las críticas internacionales por el caso de Sakineh Mohammadi Ashtiani, una mujer iraní que fue sentenciada a muerte por lapidación por supuesto adulterio.

Después de las campañas para su liberación en todo el mundo, su condena de lapidación fue suspendida, aunque todavía podría ser ahorcada por asesinato.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.