Tragedia del Concorde: hallan responsable a Continental Airlines

Accidente del Concorde
Image caption El Concorde se incendió nada más despegar de París. 113 personas murieron en el accidente.

La compañía estadounidense Continental Airlines y uno de sus mecánicos fueron declarados responsables penalmente en Francia por el accidente del avión Concorde, que se cobró 113 vidas hace una década.

El veredicto anunciado este lunes en una corte de Pontoise, en las afueras de París, fijó una multa equivalente a US$265.000 para Continental y una pena de 15 meses de prisión en suspenso para su empleado, John Taylor.

Los demás acusados por la fiscalía fueron absueltos, en un fallo que podría tener consecuencias multimillonarias en materia civil y repercutir en futuras investigaciones sobre accidentes aéreos.

La aerolínea estadounidense también fue condenada a pagar el equivalente a US$1,3 millones por daños a su rival francesa Air France, que operaba el Concorde accidentado el 25 de julio de 2000.

Lea también: Examinan los motores del Concorde para retomar los vuelos

La justicia francesa entendió que la tragedia fue causada por una lámina metálica que cayó de un avión de Continental en la pista del aeropuerto parisino Charles de Gaulle y que luego fue pisada por el Concorde.

Sin embargo, la defensa de Continental anunció de inmediato que apelará el fallo, que a su juicio sólo protege "los intereses franceses", en una señal de que la polémica por el accidente y sus consecuencias sigue abierta.

El más rápido

El Concorde fue diseñado para convertirse en el avión de pasajeros más rápido del mundo, capaz de alcanzar una velocidad de unos 2.170 kilómetros por hora.

Image caption Continental sostiene que el Concorde estaba en llamas 700 metros antes de llegar a la lámina de titanio.

Pero el accidente en las afueras de París precipitó el fin de la era de los vuelos de pasajeros supersónicos.

La aeronave operada por Air France se estrelló contra un motel tras despegar con 109 personas a bordo, en su mayoría alemanes. Con el impacto murieron todos los pasajeros y tripulantes, y cuatro personas en el terreno.

El veredicto judicial de este lunes se basó en un informe de expertos franceses que concluyó que una rueda del Concorde reventó al pisar en pista la lámina de titanio que había caído de un avión DC-10 de Continental

Trozos del neumático reventado impactaron contra el tanque de combustible del avión supersónico y provocaron un incendio que causó el accidente, según la misma investigación.

"El icono del Concorde"

Taylor, el mecánico de 42 años acusado de haber colocado erróneamente la lámina de titanio en el avión de Continental, también fue castigado por la justicia francesa con una multa equivalente a US$ 2.650.

Su supervisor Stanley Ford fue absuelto. El veredicto también liberó de culpas a tres responsables franceses del Concorde, incluido el ingeniero Henri Perrier, de 81 años y considerado el "padre" del avión supersónico.

Image caption El abogado francés de Continental anunció que apelará la decisión.

La fiscalía había entendido que Perrier, mientras dirigió el programa Concorde para el constructor Aérospatiale, ignoró incidentes previos que revelaban la vulnerabilidad del tanque de combustible de la aeronave.

Pero la justicia negó que se le puedan achacar faltas específicas a Perrier o a los otros dos franceses acusados.

Desde el comienzo del juicio en febrero, la defensa de Continental rechazó las conclusiones de la investigación francesa y sostuvo que el Concorde estaba en llamas 700 metros antes de llegar a la lámina de titanio.

El abogado de la aerolínea estadounidense, Olivier Metzner, había cuestionado el mantenimiento del Concorde por parte de Air France y protestó por la falta de atención que a su juicio se daba a este factor.

Metzner aseguró este lunes que apelará el veredicto porque privilegia "los intereses puramente nacionales (franceses), con el respeto del símbolo que representaba el icono del Concorde".

Posibles consecuencias

La decisión de la justicia francesa podría tener consecuencias e implicaciones multimillonarias.

Aunque el grupo aeroespacial EADS fue absuelto de responsabilidades penales, el tribunal francés estableció que deberá cubrir 30% de las compensaciones a las familias de las víctimas.

El 70% restante deberá ser cubierto por Continental, estableció la justicia.

Air France llegó en 2001 a un acuerdo de compensaciones con familiares de las víctimas del accidente del Concorde por cerca de US$150 millones y nunca enfrentó cargos en el juicio penal.

Ahora, el fallo contra Continental podría permitirle a la empresa aseguradora de Air France reclamar a la aerolínea estadounidense que cubra las compensaciones ya pagadas.

En Francia, los juicios penales por accidentes fatales de aviación son automáticos y transcurren de forma separada a las demandas en la justicia civil, una particularidad respecto a otros países.

El juicio penal del Concorde generó además advertencias de expertos sobre el riesgo de que empleados del sector aeronáutico eviten en el futuro colaborar con investigaciones de accidentes, ante el temor de que ellos mismos terminen siendo juzgados.