Al menos 27 muertos al explotar un oleoducto en México

Incendio tras explosión de oleoducto en Puebla
Image caption La enorme nube de humo causada por el incendio se ve desde la capital del estado, Puebla.

Al menos 27 personas murieron el domingo en el centro de México, al desatarse un incendio de grandes proporciones tras la explosión en un ducto de la petrolera estatal Petróleos Mexicanos (Pemex).

El accidente ocurrió en la madrugada de este domingo en la población de San Martín Texmelucan, Puebla, al sureste de la capital mexicana.

Las autoridades presumen que una toma clandestina para robar combustible es la causa del siniestro.

El incendio que provocó la explosión ya fue controlado, señalaron a través de un comunicado la Secretaría de Gobernación y la empresa petrolera.

Además de las víctimas mortales, diez de las cuales pertenecían a la misma familia, los daños materiales fueron impactantes: en 32 viviendas cercanas hubo pérdidas totales, mientras que en el camino hay decenas de autos y camionetas incinerados.

Varios heridos fueron trasladados a hospitales cercanos y la población de los alrededores fue evacuada.

El secretario de Gobernación del estado de Puebla, Valentín Meneses, dijo que la cifra de muertos se elevó a 27 luego de que reportes preliminares hablaran de 11 víctimas.

"Ríos de fuego"

"Diversas calles se empezaron a inundar de combustible, vino un chispazo y eran ríos de fuego lo que veíamos en las calles", dijo Meneses.

Image caption Los vehículos cercanos quedaron totalmente incinerados.

Más de cien militares acudieron a la zona para extinguir el incendio, además de varios destacamentos de bomberos.

Como destaca Alberto Nájar, corresponsal de BBC Mundo en México, el robo de combustible es uno de los problemas más serios de México.

Incluso la Secretaría de Seguridad Pública estableció una unidad especial de la Policía Federal para combatir este delito que dejó pérdidas de unos US$121 millones hasta noviembre pasado, explica Nájar.

Según la Procuraduría (fiscalía) General de la República, algunas de las bandas que roban combustible están ligadas al cartel de Los Zetas, una de las organizaciones de narcotráfico más peligrosas de México y Centroamérica.

Lea también: Pemex, bajo acecho de delincuencia organizada

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.