Francia: un libro "muy provocador" se convierte en éxito de ventas

Libro de Stéphane Hessel
Image caption El libro de Stephane Hessel es el más vendido en Francia.

Con 93 años vividos de forma asombrosa, Stéphane Hessel admite que nunca imaginó que su nuevo libro "¡Indígnese!", un llamado a la insurrección ciudadana pacífica, sería el más vendido en estos días en Francia.

"No esperaba este éxito, pero puedo entenderlo", le comentó a BBC Mundo este ex miembro de la resistencia y ex embajador francés que hace 62 años ayudó a redactar la Declaración Universal de Derechos Humanos.

En apenas 29 páginas, su libro invita a rescatar los valores de la resistencia francesa contra la ocupación nazi, para enfrentar problemas actuales como la brecha entre ricos y pobres, las imposiciones de los mercados financieros o el trato a los inmigrantes sin papeles.

"Hay buenas razones para estar indignado", explica Hessel con voz calma, pausada.

"Muy provocador"

Publicado a fines de octubre, "¡Indígnese!" se colocó a mediados de diciembre a la cabeza de ventas en todas las categorías de libros en Francia, según la medición de Ipsos/Livres Hebdo.

La obra apareció con un modesto tiraje de 8.000 ejemplares, pero ya llegó a 650.000 y suma más de 300.000 ventas, le dijo a BBC Mundo Jean-Pierre Barou, de la editorial Indigéne.

Además de su formato pequeño y su módico precio de tres euros (US$3,9), Hessel cree que una clave del éxito del libro es que se trata de un texto "muy provocativo"

"Parece que esta provocación despierta gran interés en la sociedad francesa actual", sostiene.

"La gente está preocupada por lo que ocurre, cree que no está siendo bien gobernada y que ciertos valores no son garantizados como deberían", agregó.

"Conquistas sociales"

Hessel recuerda en el libro el momento de 1941 en que se unió a las fuerzas del general Charles de Gaulle en Londres para oponerse a la ocupación nazi de Francia.

Image caption En 1941 se unió a las fuerzas del general Charles de Gaulle en Londres.

Tres años después fue arrestado por la Gestapo -la policía sacreta del Tercer Reich- durante una operación clandestina que realizaba en Francia, torturado y deportado a los campos de concentración de Buchenwald y Dora, pero logró escapar con vida.

A su juicio, el programa impulsado por el Consejo de la Resistencia desde 1944 defendía ideales como la instauración de una "democracia económica y social", una seguridad social para todos los ciudadanos, la libertad e independencia de la prensa y una educación para todos los niños franceses, sin discriminaciones.

"Toda la base de conquistas sociales de la Resistencia se encuentra cuestionada actualmente", afirma Hessel en su libro.

Contra la indiferencia

Su llamado, explica, es contra la indiferencia de los ciudadanos.

"A los jóvenes, les digo: miren a su alrededor, encontrarán los temas que justifican su indignación; el trato a los inmigrantes, a los sin papeles, a los gitanos", escribe.

También critica a Israel y llama a indignarse por la situación que viven los palestinos en Cisjordania y la franja de Gaza, una "prisión a cielo abierto" que él visitó personalmente el año pasado.

Hessel rechaza al terrorismo y la violencia como medios eficaces de lucha política y revindica el "mensaje de esperanza" de personajes como Martin Luther King y Nelson Mandela.

Movilización ciudadana

Nacido en Alemania en 1917, de padre escritor judío, y radicado con su familia en Francia en 1924, Hessel sostiene que el cambio que propone actualmente debe realizarse a través de la movilización de los ciudadanos.

"La acción puede hacerse a través de la vía electoral, que es la normal, pero también a través de ONGs, de activismo por los derechos humanos", sostiene.

Image caption Hesse: "¿Notan realmente lo escandaloso de lo que está pasando?".

Cuando le comentan que en Francia y otros países de Europa se vieron este año manifestaciones multitudinarias contra los ajustes económicos, Hessel responde que eso es insuficiente.

"La idea de que pueden reunirse en las calles y hacer manifestaciones, está bien. ¿Pero notan realmente lo escandaloso de lo que está pasando?".

Hessel admite que su libro (que ya tiene pedidos de traducción a otros idiomas) refleja las ideas de izquierda con las que ha simpatizado toda su vida.

"Al mismo tiempo", aclara, "el llamado es a todos los ciudadanos, hayan votado por la izquierda o la derecha".

Más de seis décadas después de haber sido reclutado para integrar el grupo de expertos de Naciones Unidas que redactó la Declaración Universal de Derechos Humanos, Hessel dice que su lucha sigue pese a estar en la "última etapa" de su vida.

"Tengo suerte de poder estar activo, andar por ahí, y mi memoria todavía funciona. Pero esto no va a durar mucho y espero un bonito adiós a este mundo cuando sea el momento".

Contenido relacionado