El Papa pide por Medio Oriente y América Latina en su mensaje de Navidad

Papa Benedicto XVI

En su tradicional mensaje de Navidad desde el Vaticano, este sábado el Papa expresó su esperanza de que se ponga fin a los conflictos en todo el mundo.

Benedicto XVI se dirigió a una multitud desde el balcón de la Basílica de San Pedro y llamó a la coexistencia pacífica en Medio Oriente.

Anteriormente, el Papa rezó por la paz mientras pronunciaba su tradicional homilía de Nochebuena.

En una misa en San Pedro, oró a Dios para que "la paz se implante en nuestros corazones".

La seguridad durante la ceremonia fue estricta. El año pasado, en la misma misa, una mujer saltó las barreras y se abalanzó sobre el Papa, lo que lo hizo tropezar.

El Papa da el discurso Urbi et Orbi - que significa "para la ciudad (Roma) y el mundo" - dos veces al año: en Semana Santa y Navidad.

Se estima que 100.000 acudieron a la plaza de San Pedro para escuchar el sermón.

También hizo un llamado a los líderes políticos para que muestren solidaridad con los cristianos en todo el Medio Oriente, y dijo que los que viven en Irak enfrentan persecución.

Vea el especial de Navidad

Conflictos mundiales

Como explica el corresponsal de la BBC en Roma, David Willey, en su mensaje Benedicto XVI hizo alusión a casi todos los conflictos más importantes en el mundo.

Image caption Hubo un fuerte dispositivo de seguridad durante el sermón.

El Papa les pidió a los líderes mundiales que sean solidarios con los damnificados del terremoto y la epidemia de cólera en Haití y que tampoco se olviden de las víctimas de desastres naturales en Colombia, Venezuela, Guatemala y Costa Rica.

También expresó su deseo de que se impulse el diálogo entre Nicaragua y Costa Rica y pidió paz para Oriente Medio.

"Que la luz de la Navidad resplandezca de nuevo en aquella Tierra donde Jesús ha nacido e inspire a israelíes y palestinos a buscar una convivencia justa y pacífica. Que el anuncio de la llegada de Jesús alivie el dolor y conforte a las comunidades cristianas en Irak y en todo el Medio Oriente, dándoles aliento y esperanza para el futuro", dijo.

"Que se haga esto también en favor de los que todavía sufren por las consecuencias del terremoto devastador y la reciente epidemia de cólera en Haití. Y que tampoco se olvide a los que en Colombia y en Venezuela, como también en Guatemala y Costa Rica, han sido afectados por recientes calamidades naturales", subrayó.

Benedicto XVI también hizo votos por una paz duradera para Somalia, Darfur, Madagascar y Costa de Marfil, pidió por el respeto de los derechos humanos en Afganistán y Pakistán y por la reconciliación en la península coreana.

Además denunció la falta de libertad religiosa en China y exhortó a los cristianos chinos a enfrentar los límites a su libertad religiosa.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.