Muere a los 88 años el ex presidente de Venezuela Carlos Andrés Pérez

Carlos Andrés Pérez en una imagen de 1996.
Image caption Su primera presidencia se caracterizó por la abundancia y la segunda por la crisis económica y las revueltas.

El ex presidente venezolano Carlos Andrés Pérez murió en la tarde del sábado de un ataque al corazón en Miami a los 88 años, según informó su hija María Francia Pérez al canal de televisión Globovisión.

Pérez, que fue presidente durante dos mandatos, de 1974 a 1979 y de 1989 a 1993, había sufrido un ataque cardiovascular en 2003 que le paralizó la mitad derecha de su cuerpo.

De Pérez se han formulado muchas apreciaciones, positivas y negativas, a lo largo del más de medio siglo en el que estuvo involucrado en la vida política venezolana, pero nadie parece dudar de que dejó su marca en la historia, según la corresponsal de BBC Mundo en Caracas, Yolanda Valery.

Su primer periodo presidencial vino determinado por un boom petrolero nunca visto en Venezuela, lo que llevó a denominar esos años como los de la "Venezuela saudita".

Esto se tradujo primero en una celebrada abundancia de recursos, acoplada con una aplaudida política de nacionalizaciones que le otorgó al país el control de sus ricos recursos naturales y una industrialización sin precedentes.

Luego vinieron las críticas: muchos calificaron su gobierno como el desperdicio de una oportunidad de oro, que no fue más allá de una serie de políticas populistas y dio cabida a una extendida corrupción.

Retorno

A finales de los ochenta, refirió Valery, resurgió de sus propias cenizas, tras años de crisis económica, en parte aupado por muchos que esperaban que su retorno al poder representara por sí mismo el regreso a aquellos años de abundancia.

Pero eran otros tiempos. Y Pérez, con el objetivo declarado de enderezar el curso de la economía, inauguró su mandato con un paquete de medidas económicas - hoy llamadas de corte neoliberal - que cayeron como un balde de agua fría sobre aquellos anhelos. Entonces ocurrió el estallido social conocido como "El Caracazo", que el actual presidente Hugo Chávez ubica como el punto de partida de su movimiento político.

El 27 de febrero de 1989, el caos se apoderó de las calles de Caracas y otras ciudades del país, cuando miles de personas se abocaron a ellas para protestar, quemar vehículos y saquear comercios, poco después de que el recién elegido gobierno de Pérez anunciara un paquete de medidas económicas que incluía el aumento del precio de la gasolina.

Decenas de personas murieron en los desórdenes y como resultado del despliegue policial y militar ordenado por el gobierno para restablecer la paz.

El actual presidente Hugo Chávez dio un golpe de Estado frustrado en 1992 que justificó en aquellos hechos.

Chávez fue encarcelado hasta 1994, cuando fue indultado por el entonces mandatario Rafael Caldera.

De "esperanza blanca", Pérez se convirtió en un antihéroe. Fue destituido en 1993 por el Congreso después de que la Corte Suprema lo condenara por malversación de fondos públicos.

Cumplió dos años de arresto domiciliario y acabaría sus días en el exilio.

Lea: Venezuela estudia solicitud de extradición de Carlos Andrés Pérez

Sin embargo, y a la luz de las fuertes críticas de ciertos sectores hacia el manejo del país por parte de Chávez, las políticas de Pérez habían estado siendo objeto de una revisión, que tendía a reivindicarlo históricamente. Algunos las ven hoy como mayormente correctas, aunque implementadas en forma torpe, o sobre la base de una lectura errada de las razones que lo hacían popular.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.