La situación de los migrantes en México, "más grave que nunca"

Migrantes centroamericanos
Image caption Es la primera vez que los gobiernos de tres países centroamericanos reclaman al unísono a su vecino norteño.

Nunca antes los migrantes de Centroamérica habían estado expuestos a tantos peligros en su viaje clandestino por México, según autoridades centroamericanas. Y el supuesto secuestro de hasta 50 personas de Honduras, El Salvador y Guatemala el pasado 16 de diciembre en el sur de México sería un reflejo de ello.

Aunque la denuncia de abusos a los migrantes centroamericanos no es algo nuevo, esta es la primera vez que los gobiernos de estos tres países centroamericanos hacen un reclamo al unísono a su vecino norteño, que no califica como "secuestro" la desaparición de este grupo en el estado de Oaxaca, zona habitual de tránsito para migrantes que se dirigen a Estados Unidos.

Lea: México niega secuestro

"México sigue sin reconocer que se trató de un caso de secuestro porque aseguran que no tienen datos concluyentes", le dijo a BBC Mundo el vicecanciller hondureño, Alden Rivera.

"Los gobiernos de Honduras, Guatemala y El Salvador respetamos esta posición, pero con los datos recabados, nuestra postura es que sí hubo plagio", sostuvo, a pesar de que aún no se conoce dónde pueden estar los desaparecidos ni quién les habría asaltado.

Lea: Claves del viaje de los migrantes en México

Rivera, quien se reunió con diversas autoridades mexicanas en los últimos días, reconoció que el de Oaxaca "no es un caso aislado, sino sólo uno de los muchísimos que se están dando".

En esta ocasión los gobiernos respondieron en conjunto porque "la situación es más grave que nunca", aseguró.

"Se están multiplicando el número de secuestros, sus formas y las zonas donde se producen", dijo.

De hecho, las autoridades centroamericanas denunciaron el plagio de otro grupo indeterminado de migrantes en el mismo estado mexicano hace apenas una semana.

Según el Instituto Nacional de Migración Mexicano, en lo que va de año apenas se han reportado 222 denuncias por secuestro de migrantes indocumentados. Pero de acuerdo al gobierno hondureño, la cifra de centroamericanos plagiados es infinitamente mayor.

Estimaciones de la Secretaría de Exteriores de Honduras sugieren que de los 75.000 nacionales que migran cada año hacia el norte, hasta 30 podrían ser víctimas de secuestros cada día.

Vea: El camino de los migrantes, en imágenes

"Acusaciones unilaterales"

Además, activistas que trabajan en el sur de México, especialmente en Chiapas y Oaxaca, denunciaron que la amenaza de grupos criminales como el de Los Zetas, reconocido por varios gobiernos como uno de los más poderosos de la región, va en aumento.

Image caption Rivera reconoce que el de Oaxaca "no es un caso aislado, sino sólo uno de los muchísimos que se están dando".

El sacerdote Alejandro Solalinde, quien coordina un albergue para indocumentados en Oaxaca, aceptó esta semana la protección de fuerzas federales después de recibir amenazas de muerte por acoger en su centro a testigos de secuestros.

No fue el único en denunciar los abusos a los centroamericanos. El Ministerio de Relaciones Exteriores de Guatemala emitió un comunicado este martes en el que se lamentaban "las constantes violaciones a los derechos humanos de los migrantes que transitan por territorio mexicano".

Este documento, que se suma a una carta firmada también por los gobiernos de El Salvador y Honduras para pedir la investigación del presunto plagio en Oaxaca, es el último de un cruce de comunicados entre las cancillerías mexicana y centroamericanas.

"Para que la lucha contra el crimen organizado sea eficaz es indispensable la cooperación de las autoridades de las naciones hermanas de Centroamérica", reza el texto difundido por la Secretaría de Relaciones Exteriores de México este miércoles.

"Las acusaciones unilaterales no contribuyen a generar el espíritu de cooperación que requiere este enorme reto", según la diplomacia mexicana.

Avances

A pesar del llamado centroamericano a investigar casos como el de Oaxaca, México dice haber logrado avances para trabajar en conjunto con estas naciones en la protección a migrantes.

México y Honduras acordaron este miércoles la creación de un grupo de trabajo bilateral formado por funcionarios de los departamentos de Exteriores, Justicia y Gobernación, al que estarán invitadas las comisiones de derechos humanos de ambos países.

El objetivo de este órgano, que podría empezar a funcionar en enero, es compartir información sobre los casos de abusos, emprender campañas de información para los migrantes y fomentar la "cultura de denuncia" entre las víctimas.

Aunque por el momento sólo funcionarios de estos países formarán parte del grupo, que podría tener su sede de trabajo en Oaxaca, el vicecanciller hondureño confía en que Guatemala y El Salvador puedan sumarse a la iniciativa.

Estos acuerdos, según Rivera, son síntoma de que la actitud mexicana hacia la situación de los migrantes centroamericanos "ha ido cambiando a lo largo del año".

"Antes encontrábamos una actitud de rechazo y no reconocimiento a nivel municipal y estatal: decían que no había secuestros a pesar de todas nuestras evidencias", recordó.

Ahora, las autoridades centroamericanas y los activistas que defienden los derechos de los migrantes confían en que al menos, la desaparición de este grupo en Oaxaca tenga efectos sin precedentes: lograr una respuesta contundente y coordinada a ambos lados de una de las fronteras más porosas del mundo.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.