Chile: aeropuerto de Santiago ofrece aire "bioseguro"

Aeropuerto internacional de Santiago, en Chile.
Image caption El sistema de purificación ya está funcionando en algunas zonas del aeropuerto de Santiago.

Gracias a una tecnología desarrollado en Chile, el principal aeropuerto del país cuenta con un sistema para purificar el ambiente y prevenir el contagio de enfermedades.

Luego de que una pandemia como la gripe H1N1 pusiera en alerta a todo el mundo, las imágenes de pasajeros con mascarillas en los aeropuertos se multiplicaron y llevaron a extremar las medidas para evitar contagios. Y en Chile se dio un importante paso con la aplicación en el terminal de Santiago de un sistema de aire "bioseguro".

El método se basa en el uso de los sistemas de ventilación para intervenirlos con oxígeno ionizado, que funciona como agente desinfectante y permite eliminar bacterias, hongos y virus que son diseminados a través del aire y pueden afectar a quienes diariamente circulan por el principal aeropuerto de Chile.

La tecnología pertenece a la empresa local Airlife, donde se asegura que, en lo que respecta al aire, el aeropuerto internacional de Santiago de Chile va a ser el primero del mundo en ser "bioseguro", según afirmó a BBC Mundo su gerente general, Gustavo Maturana.

"En lo que habitualmente es un vector de contagio, como la climatización, ponemos una barrera de 'bioseguridad' a través de nuestro oxígeno ionizado. Por ende, respecto del aire que respiramos va a ser un aeropuerto bioseguro, ya que ese concepto es mucho más amplio que simplemente el aire", explicó.

El proyecto debía empezar a aplicarse el primero de marzo de 2010, cuando la gripe porcina aún aparecía como una amenaza, pero el terremoto de 8,8 grados que dos días antes azotó a gran parte del país -y generó daños en el terminal- obligó a su postergación.

Anti contaminación

La presencia de personas que llegan desde distintas partes del mundo hace que los aeropuertos sean lugares donde hay probabilidades de contagio de virus o bacterias, pero además existen otras sustancias que contaminan el ambiente y que hacen necesaria su limpieza.

Así lo estima Enrique Paris, experto epidemiólogo de la Universidad Católica, quien le dijo a BBC Mundo que la contaminación en estos centros es importante tanto en el exterior como al interior.

"Dentro del aeropuerto también se producen sustancias como formaldehídos, humo de tabaco o hidrocarburos, y el ambiente es altamente contaminado. Por lo tanto es ideal que el aeropuerto, donde a veces la gente está horas esperando, pueda tener aire limpio y libre de material particulado y probablemente también de bacterias y de virus", indicó.

Las pruebas realizadas por Airlife demostraron que el sistema que destruye los microorganismos mediante una reacción eléctrica logra eliminar el virus H1N1 en 60 segundos, lo que a juicio de Paris es una medida "muy positiva".

"Es imprescindible que los aeropuertos tengan filtros para que el aire que circula al interior esté limpio", subrayó.

Imagen país

Image caption El aeropuerto de Santiago es la puerta de entrada a Chile de miles de turistas.

Las máquinas que limpian el aire en Pudahuel ya están activas en las zonas de embarque nacional e internacional, y se espera que de aquí a marzo estén operativos los 160 artefactos para purificar el ambiente en una superficie total de 93.000 metros cuadrados.

En la empresa SCL, concesionaria del aeropuerto internacional de Santiago de Chile, creen que esta medida es un paso adelante para la imagen de Chile y su apuesta por el turismo, según destacó el gerente comercial de la firma, Antonio Smith.

"En el último tiempo nuestro país se ha estado enfocando en ser una potencia turística gracias a los importantes atractivos naturales que posee, por lo que cualquier iniciativa que fortalezca su imagen contribuye a darle un valor agregado a los servicios que se ofrecen en Chile", señaló a BBC Mundo.

El objetivo de los responsables del recinto es que para mediados de año el sistema de purificación esté a su máximo rendimiento, ya que con la temporada invernal los ductos de ventilación lanzan aire tibio y representan condiciones favorables para el cultivo de microorganismos.

Por lo pronto, y con sólo unos sectores en funcionamiento, los usuarios han recibido bien estas innovaciones. "No se ve ni se siente, pero los pasajeros pueden percibir que respiran un aire más liviano", sostuvo Smith.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.