Última actualización: Martes, 25 de enero de 2011

Egipto enfrentó su "día de revuelta"

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

La policía de El Cairo utilizó gases lacrimógenos y cañones de agua para sofocar protestas masivas en contra del gobierno de Egipto que al final de la jornada de este martes dejaron un saldo de tres muertos, uno de ellos policía.

Miles de personas se unieron a los disturbios tras una campaña convocada a través de las redes sociales, lo que llevó horas más tarde a las autoridades egipcias a bloquear el sitio de Twitter.

En Washington, la Casa Blanca instó al presidente Hosni Mubarak a resolver esta crisis por medios no violentos.

"El gobierno egipcio tiene una importante oportunidad de responder a las aspiraciones del pueblo egipcio y buscar reformas políticas, económicas y sociales que permitan mejorar sus vidas", aseguró en un comunicado.

Marchas multitudinarias

Los inconformes marcharon por El Cairo y otras áreas coreando consignas contra el gobierno, luego de que algunos activistas pidieron un "Un día de revuelta" a través de un mensaje en Facebook.

A principios de mes, el presidente de Túnez, Zine al-Abidine Ben Alí, se vio forzado a dejar el poder luego de una serie de protestas inéditas en el mundo árabe.

Las protestas no son comunes en Egipto, en donde el presidente Hosni Mubarak ha gobernado desde 1981, con poca tolerancia a la oposición.

clic Vea también: Las protestas suicidas se extienden por el mundo árabe

Los eventos en El Cairo fueron coordinados a través de una página de Facebook —decenas de miles de seguidores hicieron clic en la página para decir que tomarían parte.

La policía fue sorprendida por la ira de la multitud

Jon Leyne, corresponsal de la BBC en El Cairo

El corresponsal de la BBC en El Cairo, Jon Leyne, aseguró que las manifestaciones se llevaron a cabo en varias partes de la capital y el índice de participación fue más alto de lo que los mismos organizadores habían esperado.

"La policía fue sorprendida por la ira de la multitud y permitió que los manifestantes se dirigieran al edificio del Parlamento", dijo Leyne. "Luego se reagrupó con un equipo completo antidisturbios armados con gases lacrimógenos y cañones de agua y por momentos guió a la multitud".

"Sin embargo, los manifestantes lanzaron piedras contra la policía y la hicieron retroceder", agregó el corresponsal.

También hay informes de protestas en Alejandría y en Ismailiya, entre otros.

La agencia de noticias AFP informó que los manifestantes se habían reunido fuera de la Corte Suprema con carteles grandes que decían: "Túnez es la solución".

Luego rompieron las filas de la policía y marcharon por las calles, cantando: "Abajo Mubarak".

Entre los cantos había referencia al hijo de Mubarak, Gamal, que algunos analistas creen que se está preparando como sucesor de su padre.

"Gamal, dígale a su padre que los egipcios lo odian", gritaban.

Desilusionado

Manifestaciones en El Cairo, Egipto

La población egipcia tiene un nivel mucho más bajo de educación que en Túnez.

Egipto es un país que tiene muchos de los mismos problemas sociales y políticos que provocaron los disturbios en Túnez -el aumento de precios de los alimentos, el alto desempleo y el enojo ante la corrupción oficial.

Sin embargo, la población egipcia tiene un nivel mucho más bajo de educación que en Túnez. El analfabetismo es elevado y la penetración de internet es baja.

"Hay frustraciones profundas en la sociedad egipcia", dice nuestro corresponsal en El Cairo. "Los egipcios están casi tan desilusionados con la oposición como lo están con el gobierno, incluso la Hermandad Musulmana —el movimiento islamista prohibido— parece sin timón".

Mientras que un líder de la oposición, Mohamed ElBaradei, pidió a los egipcios participar en estas protestas, la Hermandad Musulmana ha sido más ambivalente.

Nuestro corresponsal agrega que en general, se considera que Egipto ha perdido poder, estatus y prestigio en las tres décadas de gobierno del presidente Mubarak.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.