Última actualización: Jueves, 27 de enero de 2011

La explicación a la forma del caballito de mar

Para reproducir este material debe tener activado Java Script, así como tener instalada la última versión de Flash Player.

Reproduzca el contenido en Real Player o Windows Media

La extraña y hermosa forma de los caballos de mar ha fascinado al mundo durante siglos.

Ahora los científicos ya entienden porqué este pez inusual evolucionó hasta conseguir su cabeza de caballo y su forma de S.

Un estudio publicado en la revista científica Nature Communications muestra que, comparado con los peces aguja de cuerpo rectilíneo de los que evolucionaron, los caballitos de mar son capaces de atacar a una presa que se encuentra a una distancia mucho mayor.

La investigación concluye que las delicadas curvas del caballito de mar evolucionaron para ayudarle a cazar y alimentarse.

Tanto el caballo de mar como el pez aguja se alimentan de pequeñas criaturas marinas, atacándolas y absorbiéndolas con sus bocas.

Pero, al contrario que los pez aguja, que nadan al encuentro de su presa, los caballitos de mar se sientan y esperan a que su víctima pase por delante de ellos.

Sentarse y esperar

Caballo de mar

La forma de S del caballo de mar le permite aguardar tranquilamente a sus víctimas.

Sam Van Wassenbergh, de la Universidad de Amberes, en Bélgica, utilizó modelos matemáticos y filmaciones a alta velocidad par determinar que la curva de los cuellos de los caballos de mar les permitía atacar a una presa que estaba mucho más lejos que ellos.

"Rotan sus cabezas hacia arriba para situar su boca cerca de sus presas, pasando por encima", explicó el investigador.

El cuerpo curvado de estas criaturas permite que, cuando hacen esto, sus bocas también se mueven hacia delante lo que les permite alcanzar a pequeños crustáceos que pasan en ese momento a una distancia en la es más fácil absorberlos.

"Mi teoría es que existía este tipo de pez aguja ancestral que evolucionó a una forma de vida más críptica".

Este cambio de comportamiento para convertirse en un comensal que se "sienta y espera" significa que necesita capturar una presa que está mucho más allá.

Por eso se convirtieron en los caballitos de mar de forma de S, para poder hacer un mejor uso de sus cuerpos.

"Se pegan a las praderas marinas para esperar que su comida pase a una distancia en la que sea posibles capturarla", concluye.

BBC navigation

BBC © 2014 El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.

Para ver esta página tal cual fue diseñada, debe utilizar un navegador de internet actualizado, que tenga habilitado el uso de hojas de estilo en cascada (CSS, por Cascading Stylesheets en inglés). Aunque en el navegador que está utilizando podrá ver el contenido de la página, no será presentado de la mejor forma posible. Por favor, evalúe la posibilidad de actualizar su navegador y/o habilitar el uso de CSS.