Aristegui vuelve a la radio en México

Carmen Aristegui Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Carmen Aristegui, polémico regreso

El despido de la reconocida periodista Carmen Aristegui causó un intenso debate sobre el derecho a informar en México sobre temas polémicos. Dos semanas después, el incidente podría vivir un nuevo capítulo cuando la comunicadora retome su espacio radiofónico.

La empresa de noticias MVS, donde colaboraba la periodista, anunció que el próximo lunes regresará a sus transmisiones matutinas.

Aristegui había solicitado un pronunciamiento formal del gobierno sobre si el presidente Felipe Calderón tenía o no problemas de alcoholismo, en referencia a un incidente en la Cámara de Diputados donde algunos legisladores mostraron un cartel para aludir al tema.

Dos días después de este comentario, fue despedida. Oficialmente MVS dijo que la comunicadora había violado su código de ética.

Lea también: Polémica en México por salida de Carmen Aristegui

Sin embargo, la periodista acusó al gobierno de presionar a la empresa para conseguir su despido.

La presidencia de México negó haber participado en la salida de la comunicadora. En un comunicado dijo que "ha sido escrupulosamente respetuosa de la libertad de expresión y valora la multiplicidad de voces y opiniones en el debate de los asuntos públicos".

Polémica

El despido de Aristegui provocó un debate inusual en México. Durante varios días el caso fue uno de los más comentados en las redes sociales de internet.

Algunos recordaron un episodio similar, en 2008, cuando la periodista dejó la emisora W Radio que no le renovó el contrato a pesar de que su programa tenía una de las audiencias más elevadas del país.

En ese entonces la comunicadora argumentó "incompatibilidad editorial" con W. La empresa, propiedad del Grupo Prisa en sociedad con la televisora Televisa, dijo que Aristegui no aceptó "un proceso de actualización" de la emisora.

Ahora, la salida de MVS fue más allá de una diferencia laboral y se transformó en una polémica sobre la libertad de expresión en México.

Varios periodistas y politólogos criticaron que hubiera dado validez a un viejo rumor sobre la salud del presidente, mientras que otros defendieron el derecho de los mexicanos a conocer la condición física de quien los gobierna.

La polémica motivó una reacción oficial. En un inusual mensaje Roberto Gil, secretario particular del presidente Calderón, dijo que el mandatario goza de buena salud.

Al final, en el debate hubo un consenso: en la situación actual de México no parecía conveniente el cierre de un crítico espacio informativo como el de Aristegui.

Denisse Dresser, académica del Instituto Tecnológico Autónomo de México, publicó una carta enviada a Joaquín Vargas, propietario de MVS:

"Me parece que has cometido un error grave, gravísimo, como resultado del cual todos pierden: pierde MVS, pierdes tú, pierde la libertad de expresión, pierde la Presidencia, pierde el país", escribió.

Ombudsman

Carmen Aristegui había ofrecido retomar su espacio informativo el lunes 14 de febrero, siempre y cuando MVS reconociera públicamente que no violó su código de ética.

Sin embargo, en el comunicado oficial para anunciar el regreso de la comunicadora no hay mención sobre el tema.

El documento, firmado conjuntamente por la empresa y Aristegui, señala que acudieron a proceso arbitral, aceptado por las dos partes, "para dirimir controversias derivadas de los contenidos transmitidos" en el espacio radiofónico de la periodista.

MVS se comprometió a publicar su código de ética en la página electrónica de la empresa, y además anunció la creación de un Defensor del Radioescucha para evaluar los contenidos transmitidos por sus emisoras.

El regreso de Aristegui a su espacio radiofónico fue celebrado en las redes sociales, aunque el nivel de audiencia y comentarios que obtuvo fue menor a la noticia de su despido.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.