El humano tiene quien le escriba: la máquina

Derechos de autor de la imagen Other
Image caption <i>Stats Monkey</i> promete crónicas e informes a partir de datos, sin edición ni intervención humana.

El Filósofo Mecánico Universal, la máquina grande como una habitación capaz de producir una cantidad infinita de frases combinando las palabras que imaginó el escritor argentino Juan Rodolfo Wilcock, ya está aquí.

Eso sí, no hace falta una habitación, basta una computadora, la tecnología de la inteligencia artificial pone el resto: programas capaces de hacer resúmenes inteligentes y hasta escribir crónicas periodísticas o informes económicos.

El revuelo causado por la supercomputadora Watson al ganar concurso de preguntas y respuestas de la televisión estadounidense Jeopardy no ha servido más que de recordatorio de que una máquina ya es capaz de aprender. Que piense como una persona parece algo cada vez más cercano.

Más allá de las conocidas herramientas de traducción de Google –que todavía están en un estadio relativamente primitivo–, dos ejemplos de avances son los de Topicmarks y Stats Monkey.

El primero promete "resúmenes inteligentes en minutos para no tener que leer textos extensos". El segundo asegura que, con pulsar un botón, es capaz de convertir una base de datos en una crónica o un informe. Es decir, le das las estadísticas de un juego deportivo y escribe la noticia, sin periodista, pero con titular y foto del jugador más destacado.

El problema de los matices

Hasta ahora las máquinas manejaban textos, en realidad datos, palabras concretas. Pero cada vez están más cerca de perfeccionarse en su capacidad para trabajar con significados, y de ahí a que puedan entender hay tan sólo un paso.

Algo que de momento se resiste es la traducción. Como explica la experta en tecnología de la BBC L. J. Rich, el problema de la tecnología que emplea Google Translator es que "de momento es demasiado literal y carece de los matices de alguien que habla la lengua".

Derechos de autor de la imagen Other
Image caption <i>Topimarks</i> ofrece resúmenes inteligentes que evitan tener que leer textos extensos.

De hecho, incluso Google reconoce que "puede pasar bastante tiempo hasta que alguien pueda ofrecer traducciones con calidad humana".

Eso para la traducción. No parece ocurrir lo mismo con el resumen, pues Topicmarks ofrece hacerlo de forma "inteligente en minutos". Su objetivo: que sea cosa del pasado el engorro de tener que leer textos extensos cuando no se quiere.

Con la declarada intención de revolucionar la lectura de la misma forma que la web lo hizo con la difusión de información, Topicmarks asegura que su software es capaz de "entender la esencia y retener cada uno de los hechos".

Según le explicó a BBC Mundo el presidente de Topicmarks, Roland Siebelink, en lo que trabajan ahora es "en mejorar la interface para hacerlo más amable al usuario del día a día".

Además, aunque de momento sólo está en inglés, según Siebelink, "ya está siendo usado por muchos hispanohablantes y de otros idimoas que se ven obligados a manejar documentos en inglés. Les facilita la labor mucho más que si fuera su lengua materna".

"En dos años, tal vez un año y medio, planeamos que esté disponible no solo en español, sino en alemán, japonés, coreano y tal vez en portugués", agregó.

¿Y hasta escribir crónicas?

Pero Topicmarks se limita a resumir. El Laboratorio de Información de la Universidad de Noroeste (EE.UU.) asegura que su tecnología redacta crónicas periodísticas e informes.

Comenzó con reportes de partidos de béisbol, a partir de la combinación de dos tecnologías: la primera toma modelos estadísticos y así se representa qué es lo noticioso analizando los cambios, los resultados y las probabilidades de victoria.

La segunda incluye una librería de giros narrativos para describir la dinámica del juego.

Así empezó, pero pronto traspasó las fronteras del deporte. Ahora es comercializado por la empresa estadounidense Narrative Sciencie, que asegura que es capaz de "transformar datos en contenido editorial de alta calidad".

"Nuestra tecnología genera piezas periodísticas, informes industriales, titulares y más, sin la intervención humana o edición. Las narraciones pueden ser creadas desde casi cualquier conjunto de datos, sea números o textos, estructurados o no", asegura la compañía.

Los autores del proyecto prometen que además es capaz de redactar un titular, seleccionar una foto del protagonista más destacado y hasta incluir citas y declaraciones, siempre que estén disponibles.

Un auténtico periodista robot, que tal vez con eso de "librería de giros narrativos" incurra en exceso a los tópicos, pero que al menos no comete faltas de ortografía.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.