Google multado en Francia por violación de privacidad

Google Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Es la mayor multa que ha impuesto la Comisión Nacional de Informática y Libertades.

El gigante de internet Google fue multado en Francia por el equivalente a US$142.000 por violación de las normas de privacidad al recolectar datos reservados de miles de personas cuando creaba su servicio Street View.

Un ente regulador francés concluyó que los vehículos usados por Google para tomar imágenes de las calles del país captaron además datos de redes inalámbricas como contraseñas y correos electrónicos privados.

La multa impuesta por la Comisión Nacional de Informática y Libertades (CNIL) francesa es la mayor en la historia de este ente y la primera que Google recibe por su manejo de datos para el servicio Street View.

Google, una empresa con sede en Estados Unidos, afirmó que está arrepentida por lo ocurrido y prometió borrar la información privada que recolectó “erróneamente”.

Sin embargo, la compañía enfrenta el riesgo de sanciones similares en otros países por el mismo motivo.

600GB de datos

Diversos vehículos de Google recorrieron Europa entre 2007 y 2010 equipados especialmente para captar imágenes de las calles que el gigante de internet utilizaría en su servicio de mapas en línea.

Para mejorar la capacidad de localización de ese servicio, los vehículos fueron preparados para reunir datos sobre la ubicación de redes inalámbricas abiertas.

Pero Google admitió que durante dos años también recolectó más de 600GB de información reservada en esos sistemas inalámbricos en más de 30 países.

Eso incluye desde mensajes de correo electrónico hasta contraseñas o direcciones de internet.

La empresa atribuyó el problema a un error de ingeniería.

“Como dijimos antes, estamos profundamente arrepentidos de haber recogido datos de carga de las redes Wi-Fi sin codificar”, indicó este lunes el director de protección de datos de Google, Peter Fleisher, en un comunicado.

¿Transparencia?

Fleisher sostuvo que cuando la empresa descubrió lo que ocurría dejó de colectar datos de las redes inalámbricas y de inmediato informó a las autoridades.

Sin embargo, la CNIL francesa criticó a Google por el modo en que actuó durante la investigación iniciada en 2009.

“No nos dieron toda la información que pedimos”, dijo el secretario general de ese ente, Yann Padova.

En declaraciones al diario francés Le Parisien, Padova remarcó que la multa establecida es un récord desde que la CNIL obtuvo el poder para establecer sanciones financieras en 2004.

Google, que enfrenta procesos similares en otros países como Alemania, España o el Reino Unido, tiene dos meses para decidir si apela la multa francesa y hasta ahora evitó indicar si lo hará.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.