Descubren genes de la preeclampsia

Mujeres embarazadas (SPL) Derechos de autor de la imagen spl
Image caption La preeclampsia se desarrolla en la semana 20 de embarazo y puede ser letal.

Científicos en Estados Unidos identificaron los errores genéticos que incrementan el riesgo de que una mujer embarazada desarrolle el potencialmente letal trastorno de preeclampsia.

Esta enfermedad, que provoca un incremento en la presión arterial y un aumento de proteínas en la orina, afecta a a una de cada 10 mujeres embarazadas.

Los científicos de la Universidad de Washington, en San Louis, encontraron que algunos de estos casos están vinculados a defectos en el ADN, dice el estudio publicado en PLoS Medicine.

Según los investigadores, el avance podría conducir en el futuro a nuevos tratamientos o análisis para identificar a las mujeres que están en riesgo del trastorno.

La preeclampsia es la complicación más común y peligrosa que ocurre en el embarazo y si no se diagnostica y trata rápidamente puede poner en riesgo de muerte tanto al feto como a la madre.

La enfermedad es el resultado de problemas en la placenta, la encargada de llevar oxígeno y nutrientes al bebé. Si no se le trata puede provocar convulsiones, derrame cerebral, lesiones renales y hepáticas, problemas respiratorios y muerte del feto y la madre.

Vínculo genético

Los investigadores analizaron ADN de más de 300 mujeres embarazadas.

Sesenta de las mujeres estaban sanas pero fueron hospitalizadas debido a que habían desarrollado preeclampsia severa.

Las otras 250 mujeres estaban internadas por otras complicaciones de salud, y entre éstas, 40, también desarrollaron preeclampsia.

Los análisis de ADN revelaron errores genéticos en cinco de las mujeres del grupo de 60 pacientes sanas y en siete de las 40 pacientes clasificadas con "embarazo de alto riesgo" que desarrollaron preeclampsia.

Los científicos descubrieron que los genes en los cuales se identificaron estos errores, llamados MCP, factor I y factor H, juegan un papel en la regulación de la respuesta inmune y creen que esto podría explicar su posible vínculo con la preeclampsia.

Entre las mujeres que participaron en la investigación, 250 sufrían algún tipo de enfermedad autoinmune, como lupus.

Hace tiempo que los científicos sospechaban que algunos problemas del sistema inmune podían provocar muchos casos de preeclampsia debido a que las mujeres que sufren enfermedades autoinmunes tienen más riesgo de desarrollar la enfermedad.

"Ahora necesitaremos confirmar este vínculo en un estudio más amplio" afirma el doctor John Atkinson, quien dirigió el estudio.

Image caption El avance podría conducir a nuevas formas de detectar el riesgo de preeclampsia.

"Y si confirmamos estos resultados quizás será posible desarrollar mejores formas de identificar y tratar a las mujeres en riesgo de preeclampsia" agrega.

Los investigadores planean ahora estudiar a más mujeres embarazadas y el papel de otros genes en el trastorno.

Tal como señala el profesor Basky Thilaganathan, especialista en medicina fetal del Real Colegio de Obstetras y Ginecólogos del Reino Unido, "este trabajo muestra una asociación".

"Como mucho estos genes podrían identificar entre 10 y 15% de casos de preeclampsia, y aunque su importancia relativa no es sensacional, este avance nos permitirá estudiar nuevos tratamientos para prevenir o retrasar la aparición de preeclampsia e identificar a las mujeres que necesitan ser vigiladas", agrega el experto.

La preeclampsia por lo general se desarrolla en la 20a semana de embarazo. Además de los niveles peligrosamente altos de presión arterial, provoca un incremento de proteínas en la orina, dolor de cabeza, inflamación de manos y rostro de la madre.

Hasta ahora el único tratamiento disponible es la inducción del parto, lo cual puede ser fatal para el feto si la preeclampsia aparece en etapas muy tempranas del embarazo.

En el estudio también participaron científicos del Colegio Médico Weill Cornell, la Univerisdad de Utah en Salt Lake City, en Estados Unidos, la Universidad de Newcastle, Inglaterra y el Hospital Georges Pompidou, en París.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.