Lo que comen los pilotos de F1 del siglo XXI

Una selección de la cocina de Red Bull Derechos de autor de la imagen Other
Image caption Los pilotos, mecánicos, ingenieros e invitados tienen a su disposición una extensa oferta culinaria los fines de semana de carrera.

Son "máquinas" diseñadas para soportar cinco veces la fuerza de la gravedad, desplazarse a más de 300 kilómetros por hora, aguantar durante casi dos horas temperaturas superiores a los 50º centígrados y controlar más de 200 pulsaciones por minuto en el fragor de un Gran Premio.

Son los pilotos de Fórmula Uno del siglo XXI, seres humanos que se van transformando desde temprana edad hasta convertirse en superatletas con gran fortaleza física, poder mental y resistencia aeróbica.

Atrás quedaron los años de los caballeros del volante como Juan Manuel Fangio, quien logró su último título a los 46 años de edad, o el playboy británico James Hunt con su adicción al tabaco y el alcohol. Las exigencias en 2011 son diferentes en un deporte que cada vez premia más la juventud como se ha visto en los últimos seis años, período en el que se ha roto la marca de campeón más joven en tres ocasiones.

"No hay otro deporte tan demandante físicamente como Fórmula Uno", afirmó en una ocasión el finlandés Heikki Kovalainen.

¿Pero qué tan difícil puede ser conducir un auto que cuesta millones de dólares y goza de la más alta tecnología para girar lo más rápido posible en un circuito?

"Si no fuéramos atletas nos presentaríamos y correríamos, pero si no estás físicamente y mentalmente preparado no podrás ser exitoso en F1", aseguró el actual piloto de Lotus.

Puesta a punto

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Los pilotos beben líquidos con minerales para mantener la hidratación de su cuerpo.

Una figura que se ve frecuentemente hoy en día en los grandes premios es la del consejero-preparador físico nutricionista de los pilotos, una persona que está a cargo de lo que comen, de cómo se entrenan, del ajustar y limpiar el uniforme, del casco, en fin, de garantizar que el piloto está en óptimas condiciones para la carrera.

El siete veces campeón del mundo Michael Schumacher logró cinco de sus títulos de la mano de Balbir Singh, quien con su conocimiento de yoga, ayurveda y otros hábitos de la cultura india ayudó al multicampeón alemán a marcar la pauta del categoría en cuanto a la preparación física y mental de un piloto.

"Mi trabajo es básicamente saber cómo funciona tu cuerpo, de la misma manera que un ingeniero observa el auto", le explicó a BBC Mundo Eli Katz, nutricionista deportivo que trabaja con pilotos de carreras en Estados Unidos.

"Cuando un piloto sale a la pista a entrenar y regresa después de unas vueltas habla con los mecánicos para mejorar la puesta a punto del monoplaza. Yo habló con los pilotos para mejorar la puesta a punto de ellos. De esta manera sabes cómo se siente, qué bebida le conviene, qué alimentos le sientan mejor o digiere mejor para el día de carrera".

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Katz (izq.) cuida cada detalle en la nutrición de un piloto "para mejorar su puesta a punto".

Para Katz lo primordial en el organismo de un piloto es cómo el cuerpo utiliza la energía que genera, empezando por la alimentación.

"Cuando estás en un circuito estás expuesto a humos y combustibles que afectan el organismo, en particular el cerebro, que es lo más importante para un piloto", comentó Katz. "Si pierdes energía eliminando estas impurezas, más la de una mala alimentación, no vas a poder obtener el mayor provecho de tu cerebro".

La teoría de dos épocas

En una serie de entrevistas que publicó en los últimos dos años la página oficial de F1, la mayoría de los pilotos -como el actual campeón Sebastian Vettel y el británico Jenson Button- mencionan la pasta como su comida favorita o, por lo menos, la que saben cocinar.

El tradicional plato italiano también es recomendado por muchos especialistas, que optan por una dieta balanceada entre carbohidratos y proteínas como la ideal para un piloto, agregando las vitaminas, minerales y fluidos que requieren específicamente durante un fin de semana de carrera.

Pero Katz considera que los métodos han evolucionado.

"Durante años se ha hablado de la pasta, pero eso no tiene sentido. Es comida muy difícil de digerir y el cuerpo pierde energía tratando de sacarla del sistema", apuntó.

"Está claro que el cuerpo humano resiste de todo, que puedes comer pasta y correr, pero si en lugar de eso comes un pescado con vegetales vivirás una experiencia completamente diferente", aseguró.

Pese a la rigidez con la que se establece el menú para cada piloto, dependiendo de sus características, hay consenso que debido a su particular estilo de vida hay ciertas libertades que pueden disfrutar.

"¿Cuál es tu método favorito de relajación?", le preguntaron a Schumacher. "Un buen vino rojo y un habano", fue su respuesta.

Pero, después de todo, Schumy tiene sus raíces en el siglo pasado.

Contenido relacionado