Amnistía Internacional: la pena de muerte en el mundo, en retroceso

Derechos de autor de la imagen AP

Unas 17.800 personas se enfrentan a la pena de muerte en el mundo según la organización de defensa de Derechos Humanos Amnistía Internacional. Pero los países ejecutores forman parte de un grupo cada vez más aislado.

Siguen siendo muchos, pero la pena de muerte va en retroceso, afirma Amnistía en su informe anual "Pena de Muerte y Ejecuciones en 2010".

China, Irán, Arabia Saudita, Estados Unidos y Yemen son los países que más utilizan la pena capital.

Aunque 23 países ejecutaron a personas en 2010, cuatro más que en 2009, el número de ejecutados cayó de 714 en 2009 a 527 en 2010.

Sin embargo estos números no tienen en cuenta a China, que se cree ejecuta a más personas que el resto de países juntos y cuyas cifras continúan siendo desconocidas por tratarse de una cuestión que mantiene en secreto y de la que no facilita datos.

Un total de 31 países decidieron abolir la pena capital, en la ley o en la práctica, en los últimos 10 años, reduciendo el número de países que castigan un delito con la privación de la vida de una persona.

Gabón fue el país número 139 en abandonar la práctica el pasado año.

Mongolia había declarado una moratoria. Pero luego de un año sin ejecuciones en Europa en 2009, volvieron a producirse en 2010 con dos sentenciados a muerte en Bielorrusia.

Muerte por delitos de drogas

El informe expresa su preocupación ante el número creciente de ejecuciones que se produjo en 2010 en relación a delitos relacionados con drogas, la razón atribuida a más de la mitad de las sentencias en Malasia.

También se afirma que se utiliza cada vez más para castigar a comunidades pobres o minoritarias en muchos países por delitos que no son violentos.

Las regiones donde más penas de muerte se producen son Asia y Medio Oriente.

Los métodos de ejecución empleados van desde la decapitación a la electrocución, el ahorcamiento, la inyección letal o varios tipos de fusilamientos o disparos.

En 2010 no hubo ninguna ejecución por apedreamiento, pero se produjeron sentencias por este método en Nigeria, Pakistán en Irán.

"A pesar de algunos pasos hacia atrás, los avances en 2010 nos llevaron más cerca de la abolición global", afirmó Salil Shetty, secretario general de Amnistía.

"No obstante la minoría de estados que continúan utilizando de forma sistemática la pena de muerte fueron responsables de miles de ejecuciones en 2010, desafiando la tendencia global contraria a la pena capital", concluyó.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.