Japón lucha por tapar grieta en Fukushima

Planta de Fukushima Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Los operadores detectaron una grieta de 20 cm en el tanque del reactor 2.

Japón usará un material sintético que absorbe el agua para tratar de detener la fuga en el reactor 2 de la central nuclear de Fukushima, dañada tras el terremoto y posterior tsunami del mes pasado.

Yodo radiactivo se está vertiendo al mar, supuestamente, a través de una grieta que fue descubierta el sábado en el tanque de contención del reactor número dos de la planta nuclear.

Inicialmente se intentó sellar la fisura -que tiene aproximadamente 20 centímetros- utilizando cemento fresco, pero el procedimiento no dio resultado.

Los esfuerzos se centran ahora en cavar una zanja y llenarla con un material sintético absorbente.

Las autoridades afirman que el material radiactivo se disipará en el mar rápidamente y estiman que no pondrá en peligro la salud pública.

Pero la acumulación de agua contaminada dentro de la planta nuclear está entorpeciendo los esfuerzos para estabilizar los reactores.

El director general adjunto del Consejo de Seguridad Nuclear y la Agencia de Seguridad Industrial, Hidehiko Nishiyama, explicó el sábdo que tras el sostenido aumento de los niveles de radiactividad en el mar habían intentado determinar el origen de esa radiación.

"Y en ese contexto, esto (la grieta en el reactor) podría ser una de las fuentes. Estamos tomando muestras del agua del tanque y del mar cerca de la planta, pero no podemos decir nada con certeza hasta que hayamos estudiado los resultados", dijo Nishiyama.

La visita de Kan

Las noticia del descubirmiento de la grieta coincidió con el viaje al noreste del país del primer ministro, Naoto Kan, para visitar la zona más afectada por el tsunami, ocurrido el 11 de marzo.

Esa fue la primera vez que Kan pisó el terreno, pues anteriormente sólo había sobrevolado la zona.

El sábado, en Rikuzentakata, Kan les aseguró a las personas afectadas por el desastre que el gobierno japonés hará todo lo posible para ayudarlos.

"Hablé con las autoridades locales sobre cómo reconstruir la industria pesquera, incluida la forma en que podemos reconstruir las granjas de peces y mariscos. El gobierno japonés hará todo lo posible para apoyar esos esfuerzos", agregó.

Sin embargo, para Ryoko Otsubo, un damnificado de 60 años, la visita fue inoportuna.

"Es demasiado tarde. Me habría gustado que hubiera venido antes, cuando no había caminos, para que viera los montones de escombros", dijo.

Búsqueda de cuerpos

Este domingo también se descubrieron los cuerpos de dos trabajadores de la planta nuclear de Fukushima, desparecidos desde el pasado 11 de marzo.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Naoto Kan Kan prometió apoyar a las víctimas del desastre "hasta el final".

Y es que Japón continúa buscando los restos de los desaparecidos por el tsunami.

Tres semanas después de que un terremoto de nueve grados de magnitud sacudiera la zona, para horas después ser barrida por un tsunami, el verdadero número de los fallecidos sigue incierto.

Hasta ahora, la cifra oficial de muertos asciende a más de 11.500 personas, pero casi 16.500 siguen desaparecidas.

Por ello, el viernes dio inicio una masiva operación de búsqueda de restos.

Más de 100 aviones japoneses y de Estados Unidos, así como 65 buques, están recorriendo la costa norte-oriental del país para localizar cuerpos.

Unos 24.000 militares buscarán en las costas que fueron arrasadas por el tsunami o que continúan bajo el agua. También revisarán las desembocaduras de los principales ríos.

Muchas zonas costeras siguen inaccesibles para los equipos de rescate, que intentan llegar por carretera o a pie. Están bloqueadas por los restos de casas destrozadas, barcos, autos y trenes.

Debido a los temores por la radiación, la búsqueda no incluye los 20 km de la zona de evacuación alrededor de la planta nuclear, donde se cree que hay al menos 1.000 cuerpos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.