Guatemala: el fin de un matrimonio y el comienzo de una campaña presidencial

Sandra Torres y Álvaro Colom Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El presidente y su esposa cortaron el lazo legal que los unía desde hace ocho años.

En una decisión emitida este viernes, el tribunal segundo de familia de Guatemala rechazó los 15 amparos presentados y dio luz verde al divorcio entre el presidente Álvaro Colom y su esposa, Sandra Torres.

El fallo libera a la primera dama de la cláusula constitucional que prohíbe a los familiares del mandatario guatemalteco competir en las elecciones.

Sin embargo, el principal líder de la oposición, el general retirado Otto Pérez Molina, aseguró en entrevista telefónica con BBC Mundo tras el anuncio del fallo que el divorcio de la pareja presidencial "es un fraude de ley".

"(El divorcio) es un acto legal para violar una ley superior, como es la Constitución", aseguró Perez Molina, del derechista partido Patriota y favorito para la elección según las encuestas.

Sin embargo, desde la Unidad Nacional de la Esperanza (UNE), el partido de Colom y Torres, consideran que la batalla legal está terminada y que el próximo paso es la inscripción de Torres como candidata el mes próximo.

"Este procedimiento que se llevó a cabo es parte del derecho privado", aseguró César Fajardo, representante y miembro del comité ejecutivo de UNE, a BBC Mundo.

"Desde el inicio teníamos la certeza de que estábamos actuando dentro del marco de la legalidad", agregó.

Prohibición

Según la constitución de Guatemala, los familiares del gobernante en funciones -hasta el cuarto grado de consanguinidad y el segundo de afinidad- no pueden competir por la presidencia.

Por ello, con el divorcio, el presidente y su esposa buscaron cortar el lazo legal que los une hace ocho años y así evitar que la candidatura de Torres sea ilegal bajo la ley guatemalteca.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La decisión de la ex primera dama es considerada por muchos como un "simulacro".

Al momento de anunciar el divorcio en marzo, la ahora ex primera dama dijo que la decisión no había sido fácil y que se divorciaría del presidente "para casarme con el pueblo".

Pero el descrédito ante el divorcio que muchos consideran un simulacro no ha visto señales de detenerse y, según Pérez Molina, todavía puede impedirse la candidatura de Torres en los tribunales.

Aún si a Torres se le permite competir en la elección, dijo el candidato a BBC Mundo, "la lucha por defender la constitución continuará y eso se reflejará en el voto".

Desde el campo de Torres, no creen que el debate legal sobre su candidatura afecte sus posibilidades de ser electa.

"Sandra Torres es una persona con muy buen liderazgo, muy querida en las provincias, aglutina bastante gente y tenemos la firme creencia de que ella será la próxima presidenta de Guatemala", dijo Fajardo este viernes.

En las elecciones generales de septiembre, los guatemaltecos elegirán presidente, vicepresidente, 158 diputados al Congreso, 20 al Parlamento Centroamericano y 333 alcaldes para el período 2012-2016.

Contenido relacionado