EE.UU. quiere deportar a ex militar involucrado en guerra sucia en Centroamérica

Marcha por menores desaparecidos en la guerra de El Salvador, marzo de 2011 Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption La guerra en El Salvador, de 1979 a 1992, tiene aún heridas abiertas.

El gobierno de Barack Obama emprendió acciones judiciales para deportar a un ex jefe militar extranjero de alto rango.

Abogados del Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos presentaron cargos formales en Florida contra el general retirado Eugenio Vides Casanova -quien reside en Miami- por su presunta participación en torturas durante la guerra en El Salvador, informó el diario The New York Times.

El juicio de deportación que comienza este lunes es visto como un viraje de la política estadounidense, pues el acusado -señala el rotativo estadounidense- era un aliado cercano de Estados Unidos en su lucha contra las guerrillas marxistas de los 80s.

Vides era el jefe de las Fuerzas Armadas de El Salvador en la época en que a Estados Unidos le preocupaba el avance del comunismo en Centroamérica.

"Es irónico que los vientos hayan cambiando, pero nadie en el gobierno de Estados Unidos ha sido llamado negativamente para rendir cuenta de cualquiera de estos casos", comentó Diego Hendel, abogado defensor de Vides.

De los honores a la condena

Vides Casanova se retiró con honores en 1989 y, desde entonces, vive como residente legal en Florida, Estados Unidos.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El juicio contra Vides Casanova es visto como un viraje de la política estadounidense.

Fue condecorado por el presidente de EE.UU. Ronald Reagan con la Legión del Mérito, pero ahora podría ser expulsado por la administración de Obama.

En 2002, junto con otro general retirado, el ex militar salvadoreño fue condenado en Estados Unidos por casos de secuestro y tortura durante la guerra civil en El Salvador, en los años 80s.

Vides Casanova y el ex general José Guillermo García fueron condenados pero, según reportó Lourdes Heredia, de BBC Mundo, se trataba de un proceso civil y la pena consistió en una indemnización por daños y no prisión.

Los ex militares apelaron aquel fallo, pero en 2007 un tribunal federal de Atlanta ratificó la condena. El 6 de octubre de 2009, el Departamento de Seguridad Interna de Estados Unidos anunció la apertura de procesos de deportación contra ambos generales retirados.

En 2000, García y Vides Casanova habían sido declarados inocente del asesinato de cuatro religiosas estadounidenses perpetrado por tropas del ejército en 1984.

Para este juicio, los abogados estadounidenses planean llamar a testificar a un insistente crítico del rol de Washington en la guerra de El Salvador, el ex embajador, Robert E. White.