Polémica por el videojuego del camión de inmigrantes indocumentados

Smuggle Truck. Derechos de autor de la imagen Owlchemy Labs
Image caption El objetivo es cruzar una frontera imaginaria con la mayor cantidad de pasajeros a bordo.

El "camión traficante" de inmigrantes indocumentados no llegará a los teléfonos inteligentes: la empresa Apple rechazó un juego desarrollado para la plataforma iPhone cuyo contenido ha sido considerado "ofensivo" y "de mal gusto".

El videojuego "Smuggle Truck: Operation Immigration" (Camión Contrabandista: Operación Inmigración) propone manejar un vehículo de carga repleto de personas, supuestamente indocumentadas, que trata de cubrir a toda velocidad el trayecto entre México y Estados Unidos avanzando entre cactus, cañadas, cuestas y puestos de vigilancia o esquivando bloqueos de ruta o armadillos que salen al paso.

El objetivo del conductor virtual es cruzar una frontera imaginaria con la mayor cantidad de pasajeros a bordo. Pero los rigores del viaje hacen salir disparados del camión a hombres, mujeres y niños por igual, muchos de los cuales "mueren" en la pantalla, aplastados por el mismo carro si el jugador no es muy avezado.

Por cada uno que queda en el camino, el concursante pierde puntos.

La aplicación, que ya había generado polémica durante su etapa de desarrollo, no estará a la venta en la tienda virtual App Store, donde se proponía como un entretenimiento para iPhones y tabletas iPads.

Así se lo informó la empresa de la manzana a Owlchemy Labs, un grupo de desarrolladores de software de Boston, Estados Unidos, autores del juego.

"Malinterpretados"

Fue el tono de burla con el que se trata el conflicto de los "sin papeles" lo que exasperó a muchos, que consideraron que la aplicación tiene una dosis de mal gusto para el jugador promedio y, evidentemente, también para Apple, que tiene la última palabra sobre los desarrollos que se hacen para sus plataformas cerradas.

Para Alex Schwartz, desarrollador jefe de Owlchemy Labs, el trasfondo de "Smuggle Truck" ha sido malentendido.

"No era nuestra intención ofender sino todo lo contrario: generar ruido alrededor de un tema muy complejo y que necesita atención urgente, y hacerlo a través de la sátira, que creemos es una estrategia más efectiva", dijo a BBC Mundo.

Según la empresa, el juego está inspirado en las trabas migratorias experimentadas por sus propios amigos: Schwartz relata la historia de un colega que intentó por años ingresar legalmente a Estados Unidos para trabajar como diseñador de videojuegos, sin lograrlo. Dice que el proceso lo ayudó a entender lo que considera son "fallas del sistema migratorio" tal como funciona hoy.

"Sentimos que teníamos que crear un juego que tratara este problema. Alguien pensó diseñar una especie de laberinto, al final del cuál se llegara a la green card (permiso de residencia permanente), pero nos pareció mejor hacer algo que generara más ruido", señaló el director de Owlchemy Labs

Políticamente incorrecto

Derechos de autor de la imagen Owlchemy Labs
Image caption Por cada inmigrante que queda en el camino, el concursante pierde puntos.

Las buenas intenciones que esgrimen los programadores no bastaron para acallar los reclamos de grupos defensores de los derechos de los migrantes.

Algunos criticaron que el juego apelara a estereotipos y que caricaturizara o tiñera de frivolidad una realidad que poco tiene de graciosa.

Para la Coalición de Defensa del Inmigrante y el Refugiado de Massachusetts (MIRA, según siglas en inglés), el índice de 170 personas muertas el año pasado al intentar cruzar la frontera no da lugar a las bromas… ni a que alguien busque hacer dinero con "el drama de los indocumentados", según expresaron.

Sin embargo, los creadores del software se defienden: alegan que evitaron pintar un espacio geográfico específico y que más bien presentaron el contrabando de humanos "en su forma más básica y abstracta".

"No queremos predicar, sólo queremos que el juego sea un disparador del debate, para un cambio en el sistema migratorio actual", insistió Schwartz a BBC Mundo.

En tono satírico, los programadores también incluyeron en el juego original una opción de ingreso a Estados Unidos por la vía legal donde el jugador llega a una sala en la que debe esperar 20 años por un permiso de estadía.

Personas por animales

Ante el rechazo de Apple -que prefirió no hacer comentarios sobre el asunto-, en Owlchemy Labs le dieron un lavado de cara al "Smuggle Truck": cambiaron el nombre y reemplazaron a los presuntos migrantes por animalitos que intentan abandonar su hábitat natural y abrirse camino hacia un zoológico de lujo, en el que tendrán resuelto el albergue, la atención y el alimento.

"Lo despojamos de contenido político, pero la idea que concebimos desde un principio está allí, de trasfondo", estimó el directivo.

La versión original del juego ha sido de todos modos lanzada en versiones para Mac y PC, e incluso como "bonus" para aquellos usuarios que compren la aplicación de iPhone con animales.

Y dicen que no hay rencores: quieren, después de todo, seguir trabajando con Apple porque saben que en las plataformas móviles de esta empresa hay salida rentable para sus desarrollos. Para aplicaciones, eso sí, menos controvertidas que el camión de los migrantes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.