Insisten en conexión entre las Farc y el gobierno de Hugo Chávez

Media playback is unsupported on your device

Un informe, publicado este martes en Londres por un centro de investigaciones británico, asegura arrojar nueva luz sobre los vínculos entre las rebeldes Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia, FARC, con los gobiernos de Venezuela y Ecuador.

El Instituto Internacional de Estudios Estratégicos (IISS, por sus siglas en inglés) publicó el estudio de 240 páginas después de analizar durante tres años los documentos incautados al líder de las FARC, Raúl Reyes, cuando éste murió en un operativo de las fuerzas armadas, en 2008, en un campamento de la guerrilla en Ecuador, cerca de la frontera con Colombia.

Según el informe, en los archivos de Reyes se encontró evidencia de cómo -a pesar de una relación con altibajos- Chávez veía a las FARC como un aliado estratégico contra lo que él percibía como una amenaza de invasión de parte de Estados Unidos, así como para promover su visión para la región andina.

De acuerdo con sus autores, el informe titulado "Los Archivos FARC: Venezuela, Ecuador y los archivos secretos de Raúl Reyes", revela los lazos que se desarrollaron entre el grupo rebelde y el gobierno de Hugo Chávez, así como los intentos activos de las FARC de relacionarse igualmente con Rafael Correa en Ecuador.

En un comunicado enviado a BBC Mundo, la embajada de Venezuela en Londres cuestionó la calidad del informe, calificándolo de "dodgy dossier latinoamericano" (dossier sospechoso), mientras que la de Colombia manifestó que no comentaba al respecto. El colaborador de BBC Mundo en Bogotá, Hernando Salazar, dijo que el gobierno gobierno colombiano tampoco ha emitido reacciones.

El corresponsal de BBC Mundo en Paris, Gerardo Lissardy trató de hablar sobre el tema con los ministros del Interior y Defensa de Colombia -quienes se encuentran de visita en la ciudad- pero no dieron declaraciones.

El ex presidente colombiano Álvaro Uribe Vélez, bajo cuyo gobierno se efectuó el operativo militar que terminó en la muerte de Raúl Reyes, reaccionó este martes vía Twitter a la publicación del informe, afirmando: "seguridaddemocrática: de las amistades de las FARC" y adjuntando un vínculo a un artículo del diario "El Colombiano" de ese país en el que se describen las afirmaciones del centro de investigaciones británico.

La agencia AFP, a su vez, informó que la canciller colombiana, María Angela Holguín, evitó este martes comentar el informe. "Venezuela sabía de este informe. Yo lo conversé con ellos. Ya es un tema de ellos si quieren comentarlo o no. Nosotros no lo vamos a comentar", dijo Holguín en declaraciones a la radioemisora la W.

"Aspiro a que este informe no traiga un ruido que de alguna manera nos dañe el camino por donde vamos", señaló Holguín, sgún cita AFP.

Y concluye: "Conversé con el canciller (venezolano Nicolás) Maduro sobre la salida del informe y coincidimos en que pasamos la página. Yo creo que esta nueva relación, este nuevo acercamiento que hemos tenido con Venezuela, igual con Ecuador, hace que tengamos que pasar la página y mirar hacia delante".

"Aliado estratégico"

Según el analista, también se recogió información fragmentada que habla sobre los supuestos contactos de un alto funcionario del gobierno venezolano queriendo reclutar los servicios de las FARC para eliminar figuras de la oposición. En este último aspecto, sin embargo, no hay evidencia de una orden directa de Chávez para este propósito.

James Lockhart Smith fue el principal investigador de los materiales electrónicos que fueron entregados al IISS por el entonces gobierno del presidente Álvaro Uribe, tras afirmar que buscaba un análisis independiente del material incautado.

El IISS tuvo acceso a la totalidad del archivo, incluyendo videos, imágenes, música y demás documentos que guardaba Raúl Reyes en su computador.

Sin embargo, para efectos del estudio, los analistas se concentraron en una colección muy extensa de documentos en el programa Word, en los que el líder rebelde había copiado y archivado todas sus comunicaciones, registros de las conferencias plenarias de las FARC y otros documentos estratégicos a lo largo de 30 años. También estaban copias de sus correos electrónicos a partir del año 2000.

James Lockhart Smith señaló a BBC Mundo que los correos electrónicos no estaban asociados a ningún proveedor de internet, pues el secretariado del grupo rebelde se comunicaba con textos codificados que eran enviados y recibidos a través de un módem telefónico.

Proyecto "dudoso"

Por medio de su embajada en Londres, el gobierno de Venezuela le envió a la BBC un comunicado en el que rechaza los señalamientos de estudio del IISS, tildando el proyecto de "dudoso".

La embajada afirma que la fidelidad de los documentos estaba comprometida por la "discrepancia con principios internacionalmente reconocidos para el manejo ordinario de evidencia electrónica por parte de las agencias del orden público" antes de que fuera entregado al IISS.

No obstante, Lockhart Smith reiteró que un análisis de Interpol confirmó que no había habido manipulación alguna de la información.

"Otra preocupación del instituto fue que no existiera ningún tipo de interferencia o injerencia del gobierno colombiano, tanto en el proceso de investigación como en sus conclusiones. Y no ocurrió", aseguró el analista.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Raúl Reyes fue abatido en la selva de Ecuador durante un operativo militar colombiano.

La única duda que existe en ese aspecto fue que, dos días después del operativo contra Reyes, el gobierno colombiano encendió los computadores, lo que va en contravención de los estándares internacionales forenses, reconoció Lockhart Smith.

Con todo y eso, la conclusión de Interpol es que los datos son completamente auténticos, agregó.

Sin embargo, en su comunicado, la embajada de Venezuela en Londres aseguró que "incluso la Corte Suprema de Justicia de Colombia desestimó como inadmisible cualquier 'evidencia' que viniese de dichas computadoras en los procesos judiciales a los que fuesen sometidos políticos colombianos".

Reuniones constantes

El analista mencionó que el archivo es muy específico en ciertos casos, como en el que menciona que un representante del gobierno venezolano se reunión con Raúl Reyes para pedir el asesinato de Henry López Sisco, un miembro de la oposición.

También indicó que hubo pedidos, en 2002 y 2003, por el servicio de inteligencia venezolano para que varios operadores de la Farc fueran a Caracas para cometer lo que podría llamarse "actos de terrorismo".

"Quieren expertos en carros bomba, sistema de detonación a control remoto, 'pistoleo' y cosas así", relató el analista del IISS.

Lockhart Smith explica que esto se dio en el contexto de la crisis política en Venezuela, bajo el temor de un segundo golpe contra Chávez y otros intentos de desestabilización.

Pero el estudio no tiene pruebas de un vínculo directo con el presidente venezolano, ni que el hubiese ordenado ninguno de los pedidos a las FARC que, eventualmente, nunca se llevaron a cabo.

Sin embargo, señala que si hubo reuniones personales entre Chávez y la jefatura de las FARC, como con Raúl Reyes e Iván Márquez, que han sido documentadas.

Aparte de esas reuniones personales, el investigador asegura que también hubo muchísimo contacto de sus ministros, diplomáticos y personas de alto rango del ejército y los servicios de inteligencia venezolanos.

"Es imposible que el presidente Chávez no haya sabido de eso", recalcó Lockhart Smith.

Las supuestas relaciones estrechas entre el gobierno de Hugo Chávez y la guerrilla de las Farc generaron serios roces con el presidente Álvaro Uribe Vélez, llegando incluso a la ruptura de relaciones entre los dos países en julio del 2010, luego de que Colombia denunciara ante al Organización de Estados Americanos (OEA) que en territorio venezolano había numerosos campamentos de las Farc.

El gobierno venezolano siempre ha negado tener vínculos con las Farc.

Las relaciones entre ambos países han mejorado de manera notable desde que llegó al poder Juan Manuel Santos.

Ruptura

El analista británico dijo que también hubo períodos de ruptura entre el gobierno de Venezuela y el grupo rebelde y que se tiene evidencia de la orden que dio Chávez para que se suspendiera el contacto con ellos.

Hubo conflicto e, inclusive, insultos dirigidos al gobierno venezolano, dice. En un momento el líder rebelde "Mono Jojoy" tildó al delegado presidencial de "bandido de siete suelas".

"Hubo muchas tensiones porque el gobierno de Venezuela no entregó el patrocinio a gran escala que las FARC esperaba, es decir US$300 millones. Ese dinero nunca llegó", indicó Smith.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption Venezuela extraditó al dirigente de las FARC Joaquín Pérez requerido en Colombia.

La publicación de este exhaustivo documento de 240 páginas llega en un momentos en que las relaciones entre Colombia y Venezuela, después de múltiples altibajos y tensiones durante el gobierno de Uribe Vélez, entraron en una nueva etapa de diálogo y distensión con el actual gobierno de Juan Manuel Santos.

Ante esto Lockhart Smith señala que el IISS no tomó en cuenta la coyuntura política, lo que apunta al carácter independiente del informe.

"No sé si esto va a crear roces o no. Es posible que no. Pero es muy importante que el público sepa los detalles de estas relaciones que, de otra forma hubieran creado ocultos para siempre", concluyó.

Sin embargo, para la embajada de Venezuela en el Reino Unido sí hay una relación entre el informe y la situación actual de las relaciones entre los dos países.

"El informe del IISS pudiera formar parte de una operación de propaganda agresiva en contra de Venezuela, cuyo propósito no es otro que el de estropear los procesos positivos que ha venido experimentando la región, y en particular extraña sobremanera que este informe se produzca justo en el momento cuando las relaciones entre Venezuela y Colombia han alcanzado un nivel de estable cooperación y dialogo amistoso", aseveró.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.