Lady Gaga choca contra Extremoduro

Lady Gaga. Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Lady Gaga transgrede, pero no tan al gusto de los españoles como Extremoduro.

El grupo español Extremoduro prácticamente no ha hecho promoción. No están de gira. No están constantemente actualizando su web ni sus redes sociales y el más corto de sus temas pasa de cinco minutos. Es decir, casi el antimarketing. Sin embargo, esta banda de rock desbancó a Lady Gaga del primer puesto en la lista de discos más vendidos en España.

Pero esto con sólo 12.000 copias vendidas, una cifra que hace apenas unos años hubiera sido casi ridícula. Para muchos, un síntoma más de cómo están cambiando los hábitos de consumo musical.

Curiosamente, tal vez la mejor promoción de Extremoduro sea no hacer promoción. La banda no da entrevistas, no hace ruedas de prensa, no distribuye notas sobre sus discos, ni tienen videoclips.

En efecto, la disquera Warner respondió en estos términos a la solicitud de información que le hizo BBC Mundo: "Extremoduro no tiene previsto conceder entrevistas a ningún medio, sin excepción".

En la industria creen que el primer lugar en ventas que alcanzaron esta semana se debe en parte a que en sus casi 24 años de historia, esta banda de rock ha construido una sólida base de seguidores.

"La edición de un nuevo álbum es un acontecimiento de gran magnitud y muchos de esos fans no han querido esperar ni un solo día más a comprarse el disco", le explicó a BBC Mundo Antonio Guisasola, presidente de Promusicae, la organización que mide los rankings de ventas musicales en España.

Transgrede y venderás

La transgresión es tal vez el elemento que une a la banda extremeña y a Lady Gaga. Pero mientras la estadounidense pone énfasis en el estilo, Extremoduro se centra en las letras.

Roberto (Robe) Iniesta, el vocalista, líder del grupo y autor de prácticamente todas las canciones, se define como poeta porque asegura que en la letra es donde está una canción.

"Pincho las ruedas de los coches policía, pongo un par de bombas en cada comisaría", dice una de sus canciones. En "Material defectuoso", su último trabajo, incluyen temas como "Tango suicida" y "Otra inútil canción para la paz".

Este estilo transgresor ha ocasionado que tanto el grupo, como algunas de sus canciones hayan sido vetados en presentaciones en determinados lugares de España y hasta en algunas emisoras de radio.

Sin embargo, el mantenerse fieles a su estilo durante más de dos décadas es, en parte, lo que podría explicar el éxito que han alcanzado como grupo y que se ha materializado esta semana en el primer lugar en ventas.

"España siempre ha sido un mercado con mucho peso del producto local y fenómenos como éste nos hacen sentir que tenemos una industria local potente, pese a que nuestros gobernantes no la protegen y defienden como ocurre en el Reino Unido y Francia", apunta Guisasola.

Pero para ocupar el puesto más alto en la lista de discos más vendidos, Extremoduro sólo tuvo que vender 12.000 copias, apenas unos miles más que Lady Gaga. Este escaso nivel de ventas es visto como un signo de la crisis que enfrenta la industria musical tradicional, según algunos afectada, principalmente, por las descargas ilegales.

Llegar al primer lugar en ventas legales en estas circunstancias, hace aún más meritorio este logro.

Piratería y crisis

El director de Promusicae le explicó a BBC Mundo que la caída en las ventas ha sido tan dramática, que tuvieron que cambiar los límites para conceder los discos de oro o de platino.

"La razón de reducir los niveles para alcanzar el oro o el platino es simplemente la necesidad de adecuarnos a la triste realidad de un mercado que, por culpa de la piratería, ha perdido más del 70% de su valor desde 2002", se lamentó Guisasola.

Otros señalan que estas cifras revelan un cambio de tendencia en los hábitos de consumo musical, vinculados, cada vez más, a internet.

El "álbum más vendido" de Extremoduro ocurre pocas semanas después de la banda catalana Manel consiguiera un disco de oro por las ventas de su trabajo "10 Milles per veure una bona armadura" (10 millas para ver una buena armadura).

Le preguntamos al director de Promusicae si estos dos hechos revelan que a raíz de la crisis económica hay una especie de renacimiento de la música hecha en España.

"Puede que la crisis haya inspirado alguna buena canción, pero sin duda dificulta el desarrollo de nuevos artistas. El margen de maniobras para desarrollar nuevos artistas se estrecha dramáticamente en épocas de recortes", asegura.

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.