La bolsa de valores no votó por Ollanta Humala

Bolsa de Lima Derechos de autor de la imagen AP
Image caption La Bolsa de Valores de Lima registró la caída más importante de su historia.

Los malos augurios de algunos analistas se cumplieron y este lunes, pocas horas después de que se confirmara la victoria de Ollanta Humala en las elecciones presidenciales celebradas en Perú, la Bolsa de Valores de Lima registró la caída más importante de su historia.

El golpe que sufrió el mercado limeño -que registró pérdidas superiores al 12% que obligaron al cierre temprano de las operaciones- se puede atribuir, según los expertos, a la incertidumbre reinante sobre las políticas económicas de Humala y a la falta de detalles sobre quienes serán los integrantes de su futuro gabinete.

"Ha habido pánico de los inversionistas debido al hecho de que todavía no se sabe quienes van a conformar su equipo económico y esa incertidumbre ha hecho que los inversionistas se queden con la plata en el bolsillo porque consideran que el mercado podría caer más", le explicó a BBC Mundo Eduardo Juárez, analista de mercados de la firma de bolsa peruana Juan Magot y Asociados.

Pero según Juárez, probablemente se trata de "una tendencia pasajera”.

"Una vez defina quienes van a ser el primer ministro y el ministro de Economía o quien va a llevar las riendas del Banco Central de Reservas todo va a calmarse y va a dar confianza a los mercados”, señaló Juárez.

"Tecnócratas"

Luis Oganes, jefe de investigación económica de la firma JP Morgan en Nueva York, también considera que la inestabilidad que los mercados registraron este lunes es fruto de la indefinición.

"Se va a mantener este tipo de volatilidad hasta que el presidente electo no dé señalas más claras al mercado de su intención en política económica con los nombramientos de los puestos principales en su gabinete", le explicó Oganes a BBC Mundo.

"Esos nombramientos -que esperamos haga en los próximos días- serán la señal mas clara que están esperando los mercados para estabilizarse (…) Asumiendo que hará nombramientos de tecnócratas, con tendencia ortodoxa y moderada que generen confianza”.

Y es que existe consenso en que para evitar que la situación en Perú se deteriore, Humala debería nombrar en los cargos de responsabilidad económica a personas que sean percibidas por los mercados como moderadas y que den continuidad a las políticas que han hecho que la economía peruana, impulsada por las exportaciones mineras, haya sido una de las que más han crecido en el mundo en los últimos años.

Moderación

Desde que Humala se impuso en abril en la primera vuelta de las presidenciales, inversores y operadores financieros han manifestado su temor a que el ex militar golpista eleve el control estatal sobre la economía y que sus políticas sociales para luchar contra la pobreza extrema que afecta a un tercio de los peruanos aumenten el gasto fiscal de manera insostenible.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Humala ha moderado sus posturas en los últimos meses.

Pero pese a esos temores -que han llevado a la Bolsa de Lima a perder el equivalente a US$14.000 millones en los últimos dos meses- los expertos consultados por BBC Mundo señalan que uno de los elementos clave de la victoria de Humala ha sido que ha moderado sus posturas de izquierdas más radicales, enviando señales de calma a los inversionistas.

"Vamos a promover más inversiones, vamos a llevar una economía de mercado, que es la consolidación, el fortalecimiento del mercado interno", dijo Humala en una de sus primeras declaraciones a la prensa tras conocerse su victoria en los comicios presidenciales.

Muchos consideran que su derrota frente a Alan García en las presidenciales de 2006 se debió en parte a sus ataques al mercado y a su cercanía al presidente de Venezuela Hugo Chávez.

Con la lección aprendida, en estos comicios Humala suavizó su discurso para atraer a los votantes de centro e independientes, proponiendo un modelo más similar al del ex presidente brasileño Luiz Inacio Lula da Silva.

Según Luis Oganes, eso queda plasmado en el plan de gobierno que Humala presentó el último mes y que, según el economista, es "mucho más moderado".

"Muchas de las iniciativas iniciales que generaron controversia fueron retiradas", explica Oganes.

"Su ultimo plan es mucho más de centro. Y en principio no debería generar tanta incertidumbre en el mercado a nivel de inversionistas, tanto en el sector financiero como en el sector real", señala.

Impuestos sobre la minería

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Humala quiere que la bonanza económica generada por la minería llegue a los millones de peruanos que se encuentran sumidos en la pobreza.

El punto que no ha variado en la 'hoja de ruta' económica de Humala es el que plantea una subida de los impuestos a las sobreganancias de la minería, sector que ha sido el motor que ha impulsado el crecimiento en Perú en los últimos años y que es el responsable de la mitad de las exportaciones de la nación andina.

Pero según explica Luis Oganes, "el sector minero ya estaba asumiendo que tendría que pagar mas impuestos, tanto si ganaba Humala como Keiko Fujimori".

"Lo que es importante es que esa subida de impuestos no deje en desventaja a la minería peruana respecto a compañías mineras basadas en otros países y ese va a ser un tema clave", concluye el economista.

Durante la campaña electoral, Ollanta Humala reiteró que uno de sus objetivos principales de gobierno es hacer que la bonanza económica generada por la minería llegue a los millones de peruanos que se encuentran sumidos en la pobreza.

Las señales que los mercados han enviado en las últimas semanas al presidente electo de Perú demuestran que esa tarea no va a resultar sencilla y que para conseguirlo deberá hacer gala de la moderación y el centrismo que le han permito declararse vencedor las presidenciales en la linea de meta.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.