América Latina y el Caribe: "foco global de extinción de aves"

Turpial de Bahamas (Icterus northropi) Foto C. Ward Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Sólo quedan unos 180 individuos de la especie turpial de Bahamas. Con la tala de palmeras, no tiene donde nidificar. Foto: C. Ward

El 13% de las especies de aves en el mundo se encuentran amenazadas, y la región donde se ve más claramente el aumento del riesgo de extinción es América Latina y el Caribe, según un nuevo informe.

El número de especies en peligro es de 1,253 a nivel global, según el Libro Rojo de Especies Amenazadas de aves 2011, elaborado por la organización Birdlife International para la Unión Internacional para la Conservación de la Naturaleza.

La cifra para el año pasado era de 1240, pero lo que aparentemente es un aumento menor oculta "una situación muy grave", según dijo a BBC Mundo Rob Clay, director de Conservación de Birdlife International para las Américas.

"Aparentemente son pocos los cambios, pero es muy llamativo que la mayoría de los cambios de categoría de riesgo han sido en especies de América Latina y Caribe: tres especies reconocidas por primera vez que entran directamente al mayor nivel de amenaza, peligro crítico, y cuatro que ingresan por primera vez a la segunda categoría en término de riesgo de extinción".

"Esto está subrayando a América Latina y el Caribe como el foco de extinción a nivel global, con cada vez más especies amenazadas que en el resto del mundo", afirma Clay.

Hábitats restringidos

La alta proporción de especies amenazadas tiene que ver en parte con la enorme riqueza de aves en América Latina, "donde hay más especies que en cualquier otra parte del mundo".

Pero las amenazas que enfrentan las aves en la región son cada vez mayores, según Birdlife International, que señala como ejemplo la expansión de la frontera agrícola y urbana.

"Esto amenaza especies con rasgo muy restringido. La gran diversidad se debe en parte a que hay muchas especies únicas en lugares muy puntuales, y cuando llega la frontera agrícola o urbana no hay más opciones espaciales".

"No se trata sólo de pajaritos"

Entre las especies en peligro crítico se encuentra el turpial de Bahamas (Icterus northropi). Se estima que sólo quedan 180 individuos y debido a la pérdida de su hábitat, un tipo de palmeras, no tiene donde hacer su nido.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption La avutarda india, que puede alcanzar un metro de alto, está en peligro crítico. Quedan menos de 250 individuos. Foto: Asad R Rahmani

Otro caso de un ave antes vulnerable y ahora el peligro crítico es el Chochín de Santa Marta (Troglodytes monticola), una especie restrigida a la Sierra Nevada de Santa Marta, en Colombia.

A nivel global, una de las aves más vulnerables es la Avutarda india (Ardeolis nigrecips), en peligro crítico. La caza y la destrucción de su hábitat natural ha hecho que queden menos de 250 individuos de esta especie.

Las avutardas, que pueden alcanzar un metro de alto y 15 kilos de peso, eran comunes en los pastizales de India y Pakistán, pero ahora sólo sobreviven en pequeños fragmentos de estos ecosistemas.

Lo fundamental, según Rob Clay, es que no se trata sólo de una simple lista.

"No estamos hablando sólo de pajaritos y unos pocos cambios, ése para mí es tal vez el mensaje más importante".

"Las aves son el mejor indicador de la salud de un ecosistema. El hecho de que cada año vemos más especies amenazadas, nos dice que cada año la salud de nuestros ecosistemas es mas crítica".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.