EE.UU.: aumenta la presión sobre el congresista Anthony Weiner

Manifestante Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Decenas de personas manifestaron este domingo para pedir la renuncia de Weiner.

Nuevas y comprometedoras fotografías del representante demócrata por Nueva York, Anthony Weiner, fueron divulgadas este domingo en el sitio de entretenimiento TMZ.com.

Las imágenes fueron tomadas en el gimnasio ubicado en el sótano del edificio Rayburn de la Cámara de Representantes de EE.UU. -según fuentes del Congreso- y luego habrían sido enviadas a varias mujeres a través de internet.

El material fue tomado con un teléfono celular. Muestran a alguien que parece ser Weiner frente a un espejo en distintas poses, sin camisa, con una toalla en la cintura y la mano derecha en sus genitales.

El segundo de la minoría demócrata en la Cámara baja, Steny Hoyer, dijo este domingo en una entrevista que la conducta de Weiner es "extraña e inaceptable" y que le será "extraordinariamente difícil" continuar representando a sus votantes.

En los últimos días varios líderes demócratas han expresado su deseo de que Weiner renuncie a su cargo por temer que el escándalo afecte al partido en las elecciones generales de 2012.

El lunes pasado el legislador admitió durante una rueda de prensa en Nueva York que envió mensajes y fotos, algunos de contenido sexual, a varias mujeres en los últimos tres años. Sin embargo, hasta ahora se ha negado a dimitir.

El sábado, su oficina dijo que el legislador se someterá a un tratamiento profesional y solicitará una breve licencia del Congreso, aunque no ofreció más detalles sobre el lugar ni sobre el tipo de tratamiento.

Presión

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Weiner ha descartado la renuncia y ha optado por buscar tratamiento profesional.

Decenas de personas acudieron este domingo a la oficina de Weiner en Nueva York para exigir que abandone cuanto antes el cargo.

Imágenes de la televisión local mostraban a los manifestantes con distintas pancartas que calificaban a Weiner de "pervertido, mentiroso e infiel".

"Weiner no da la talla para ser nuestro representante en el Congreso", dijo Jim Scott, una de las personas que protestaba. "Estamos cansados de su actitud", agregó, mientras sostenía un cartel en el que podía leerse "Weiner debe renunciar hoy y rehabilitarse mañana".

Por su parte, el legislador republicano Paul Ryan señaló que se trata de un asunto "más que ridículo" que se ha convertido "en un problema para la institución".

"Lo siento por (la esposa de Weiner) Huma y su familia, pero debemos dejar esto atrás porque es una distracción. Sí, debería renunciar", afirmó Ryan.

En un programa de la cadena televisiva NBC, el presidente del Comité Nacional Republicano, Reince Priebus, criticó a los líderes demócratas por no actuar antes para exigir la renuncia de Weiner.

¿Merece la expulsión?

Sin embargo, en el mismo programa, la presidenta del Comité Nacional Demócrata, Debbie Wasserman Schultz, aseguró que los republicanos actúan con doble moral pues, en su momento, tampoco exigieron la renuncia inmediata de los senadores David Vitter y John Ensign, cuando estos protagonizaron sus propios escándalos sexuales.

Lea también: El peligro que corren los políticos en las redes sociales

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Huma Abedin, la esposa de Weiner que actualmente está embarazada, trabaja como asistente de Hillary Clinton.

Wasserman Schultz explicó que -en un principio- los demócratas prefirieron dar a Weiner su "espacio" para que reflexionara sobre lo que debía hacer tras el escándalo.

Pero el sábado aumentaron las presiones debido a que el congresista se niega renunciar.

La líder de la minoría demócrata en la Cámara baja, Nancy Pelosi, también ha mostrado su preocupación por el asunto y por ello solicitó formalmente una investigación del Comité de Ética.

La averiguación determinará si Weiner cometió alguna falta que merezca su expulsión del Congreso u otras medidas correctivas.

Contenido relacionado