Rebekah Brooks, la protegida de Rupert Murdoch

Rupert Murdoch y Rebekah Brooks. Derechos de autor de la imagen PA
Image caption El fuerte respaldo de Murdoch a Brooks ha sorprendido a muchos.

Esta semana, cuando un grupo de reporteros que lo asediaba en la calle le preguntó a Rupert Murdoch cuál era su prioridad en medio del escándalo que envuelve su imperio, el magnate respondio: esta, mientras señalaba a una mujer de larga cabellera roja que caminaba a su lado.

"Esta" es Rebekah Brooks, la jefa de la división de periódicos del imperio Murdoch en Inglaterra y a quien muchos señalan como una de las personas detrás del escándalo de las escuchas ilegales. Incluso su amigo, el primer ministro David Cameron, ha dicho que debe renunciar, algo que volvió a reiterar este miércoles.

Pero tanto Rupert Murdoch como su hijo -y heredero designado- James, jefe directo de Brooks, la han defendido de manera acérrima.

Pero periodistas y políticos ponen en duda estos días que la ex directora del tabloide británico The News of the World, en el centro del escándalo por las escuchas ilegales, nunca se preguntara de dónde procedía la información que sus reporteros traían cada día a la redacción.

En especial, porque muchas veces se trataba de historias de portada cargadas de detalles sensibles y de carácter privado.

"Asqueada"

Rebekah Brooks, dijo el martes de la semana pasada que se sintió "asqueada" al conocer las acusaciones contra The News of the World que señalaban que en 2002 sus periodistas habían intervenido el buzón de voz de Milly Dowler, una niña británica desaparecida y que más tarde fue hallada asesinada.

El caso ha tenido graves consecuencias para los 200 periodistas de The News of the World, que dos días más tarde, conocieron su despido y el cierre del diario, que este domingo publicó su último número.

Pero ella ha conservado su puesto como jefa ejecutiva de News International, la división que controla los diarios británicos propiedad del magnate australiano-estadounidense.

Éste, dueño de uno de los mayores conglomerados de medios del mundo, News Corporation, ha respaldado de reiteradamente a su subordinada asegurando que continuará en su puesto.

"Están cerrando todo un periódico solo para protegerla", se quejó uno de los reporteros despedidos a la agencia de noticias Reuters. Es una idea que ha tenido eco en titulares de diarios como The Independent.

No solo los ex empleados de The News of the World están indignados.

El estupor de los británicos ha crecido conforme se han conocido acusaciones contra The News of the World que sostienen que el diario intervino los teléfonos de miles de personas, entre ellas, soldados fallecidos, y que entre sus prácticas habituales para conseguir información se encontraba el soborno a policías.

Lea también: El escándalo de Murdoch cruza el Atlántico

"Protegida"

Brooks, de 43 años, es una de las personas más cercanas al poderoso Murdoch. De hecho, allegados a Murdoch han dicho que la considera como una hija.

Este lunes el magnate de 80 años se reunió en su apartamento del centro de Londres con Brooks para tratar la actual crisis, que ha puesto en duda la aprobación gubernamental necesaria para su plan de adquirir el 100% de la lucrativa cadena de televisión británica BskyB, una movida considerada crucial en su estrategia de negocios.

La aparición de Murdoch junto a ella ante los periodistas que se concentraban a las puertas del edificio reforzó la imagen de Brooks como "la protegida" del multimillonario.

A pesar de que es considerada una de las personas más poderosas del Reino Unido, la vida personal de Brooks está rodeada de misterio.

Han sido raras las veces en las que se ha expuesto al escrutinio de la opinión pública, lo que ha contribuido a alimentar las especulaciones sobre por qué Rupert Murdoch no deja caer una pieza supuestamente prescindible en su imperio de comunicación, justo cuando su crucial operación en BskyB está en juego.

Quienes conocen a Brooks destacan que su don de gentes le permitió ascender rápidamente en el mundillo machista del periodismo sensacionalista británico.

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El primer ministro británico ha sugerido que Brooks tendría que abandonar su puesto.

Cuando fue ascendida a directora del News of the World en el 2000 se convirtió en la responsable más joven de un diario británico de ámbito nacional.

En 2003, pasó a dirigir el tabloide The Sun, también propiedad del grupo de Murdoch, y en 2009 fue promocionada a jefa ejecutiva de News International, respondiendo directamente ante James, el hijo del magnate y probable heredero de su imperio mediático.

Brooks es amiga personal del primer ministro británico, David Cameron, con quien se dice que ha disfrutado de paseos a caballo, y a quien invitó a su fiesta de Nochebuena, según el periodista de la BBC Edward Stourton.

Su fiesta de 40 años fue organizada por Sarah Brown, la esposa del ahora ex primer ministro Gordon Brown... quien también ha resultado afectado por prácticas dudosas de parte de diarios de Murdoch.

Lea: Escándalo toca a exprimer ministro

Una amiga de la infancia, Louise Weir, dice que la inteligencia emocional de Brooks es muy superior a la académica.

"Es muy encantadora y siempre ha sido capaz de obtener lo que quiere de los demás, incluso cuando no tiene ganada la simpatía de estos", revela Weir, citada por el periodista de la BBC Edward Stourton.

"Es la típica géminis. Tiene un lado cariñoso y otro irritable", recuerda.

Disfraz

También han sido destacadas sus inusuales prácticas para obtener información.

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Brooks es una de las personas más cercanas a Murdoch.

Su ex jefe y actual presentador de CNN, Piers Morgan, escribió en su libro de memorias que en una ocasión, furiosa porque el diario The Sunday Times le iba a robar una exclusiva, se disfrazó de limpiadora para entrar en las instalaciones del diario y se escondió durante dos horas en el baño.

Cuando la rotativa imprimió los primeros ejemplares del día siguiente, agarró una copia y la llevó corriendo a la redacción de The News of the World, según Morgan, para usar la información, palabra por palabra, en el número del día siguiente.

Por el momento, la presión para que Brooks dimita tiene pocos visos de disminuir.

El propio primer ministro británico ha sugerido que Brooks tendría que abandonar su puesto.

Su posición es aún más vulnerable después de que el viernes fuera arrestado su sucesor en The News of the World, Andy Coulson, por su implicación en las escuchas ilegales.

Algunos analistas creen que si los Murdoch deciden que Brooks debe abandonar su puesto sin su acuerdo, la jugada podría acabar volviéndose en su contra. Por un lado, apuntan, ella como confidente de ambos, podría revelar destalles indeseados.

Por otro, si ella es responsabilizada de las prácticas en The News of the World, sería difícil seguir sosteniendo que fue la única que tomó decisiones equivocadas.

Otros especulan con que, en estos momentos, sirve de pararrayos para canalizar las críticas y de esa manera proteger a persoas más queridas para Murdoch, como su hijo y heredero, James.

Este martes fue citada para comparecer la semana que viene, junto a Rupert Murdoch y su hijo James, ante un comité del parlamento británico formado a raíz del escándalo.

Al menos hasta entonces, continuarán a buen seguro la presión para que renuncie y las teorías sobre por qué Murdoch continúa protegiéndola.

Lea también: las prioridades de Murdoch

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.