Por escándalo de escuchas, renuncia jefe de la policía londinense

Paul Stephenson Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Stephenson dio un paso al costado pero dijo que su integridad está intacta.

El escándalo desatado a raíz de las escuchas telefónicas realizadas por el semanario británico News of the World se cobró la primera víctima política.

Luego de la renuncia y posterior arresto de Rebekah Brooks, la editora del periódico en el momento de las escuchas, este domingo Paul Stephenson, el jefe de la policía de Londres -conocida como Scotland Yard- renunció a su cargo.

Stephenson, el oficial de policía de más alto rango de Gran Bretaña, negó haber actuado de mala fe, aseguró que no tenía conocimiento de la dimensión de las escuchas y que su integridad sigue "completamente intacta".

Sin embargo, ha sido criticado por contratar a Neil Wallis, ex subdirector del News of the World, arrestado la semana pasada con relación al escándalo, como consultor de relaciones públicas durante un año, hasta septiembre de 2010.

El ahora ex jefe policial dijo que sus vínculos con el periodista podrían obstaculizar las investigaciones en curso.

El tabloide sensacionalista, cuya última edición fue publicada el domingo pasado, es investigado por haber intervenido teléfonos de víctimas de crímenes y familiares de víctimas de atentados.

La policía británica ha sido acusada de haber aceptado dinero del tabloide y de otros periódicos sensacionalistas a cambio de información y de no haber investigado suficientemente las supuestas escuchas ilegales.

Además Stephenson es criticado por haber pasado cinco semanas en un balneario de lujo en el que trabajaba Wallis invitado por éste, algo negado por Scotland Yard.

El alcalde de Londres, Boris Johnson, le dijo a la BBC que aceptó la renuncia con "gran tristeza y desgano" y que no tiene ninguna razón para dudar de la "total integridad" de Stephenson.

Arresto y disculpas

Este domingo, la policía británica arrestó a Rebekah Brooks, ex directora ejecutiva de News International y editora del tabloide en el momento de las escuchas, bajo sospecha de conspirar para interceptar comunicaciones y por supuesta corrupción.

Horas después salió en libertad bajo fianza, luego de ser interrogada.

Derechos de autor de la imagen PA
Image caption Brooks, liberada bajo fianza.

Tras semanas de intensa presión, Brooks había abandonado el viernes su cargo como jefe de la división de noticias del conglomerado mediático del magnate Rupert Murdoch en Reino Unido.

Brooks es la figura de más alto nivel que ha sido arrestada en torno al escándalo de las escuchas que llevó al cierre del dominical News of the World.

El sábado, Murdoch le pidió disculpas al público británico por las escuchas.

En una serie de anuncios publicados en la prensa este sábado, firmados por el propio Murdoch bajo el título de "Pedimos perdón", el empresario se disculpa por la mala conducta y por el dolor infligido a los individuos afectados.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.