Fármaco contra la epilepsia retrasa el Alzheimer

Un medicamento que se utiliza comúnmente para tratar la epilepsia parece retrasar la aparición de la enfermedad de Alzheimer, revela una investigación.

Derechos de autor de la imagen SPL
Image caption El fármaco reduce la hiperactividad en el hipocampo.

El fármaco -que previene las convulsiones que causa la epilepsia- parece mejorar la memoria y la función cerebral de adultos con una forma de deterioro congnitivo que suele conducir a la enfermedad de Alzheimer, dicen los científicos de la Universidad Johns Hopkins, en Estados Unidos.

Según los investigadores, el hallazgo presenta la posibilidad futura de poder utilizar el medicamento, llamado levetiracetam, para disminuir la pérdida anormal de función cerebral en algunos adultos mayores -un trastorno llamado deterioro cognitivo leve (MCI) o demencia incipiente- a antes de que ese trastorno se convierta en Alzheimer.

Aunque el fármaco está aprobado para tratamiento de epilepsia, los científicos subrayan que todavía deberán llevarse a cabo más investigaciones para poder utilizarlo para la prevención de Alzheimer.

La gente que sufre MCI tiene más dificultades para recordar de lo que se esperaría en su edad.

Los estudios han demostrado que algunos de los individuos con MCI muestran también una actividad excesiva en el hipocampo, la región cerebral que controla la memoria.

Se cree que esta hiperactividad es un esfuerzo del cerebro para "compensar" por la debilidad en su capacidad de formar nuevas memorias.

Y estos pacientes son los que están en mayor riesgo de ser diagnosticados con Alzheimer durante los siguientes cuatro a seis años.

"Como quitar el pie del acelerador"

En el estudio, cuyos resultados fueron presentados en la Conferencia Internacional de la Asociación de Alzheimer que se celebra en París, participaron 34 adultos mayores, algunos de los cuales sufrían MCI y otros estaban sanos.

Cada individuo participó en una secuencia de dos tratamientos de dos semanas cada uno en los que recibieron una dosis baja de levetiracetam durante una fase y un placebo durante la otra.

En cada fase se evaluó la memoria de los participantes y se les sometió a escáneres cerebrales de resonancia magnética funcional.

Con éstos se midió su actividad cerebral cuando llevaban a cabo pruebas de memoria, con lo cual los científicos pudieron comparar el nivel de actividad tanto con el fármaco como sin éste.

Los resultados mostraron que los sujetos con MCI que tomaron el placebo mostraban hiperactividad en el hipocampo, pero cuando tomaron el levetiracetam se redujo esa actividad al mismo nivel que el de los sujetos sanos.

Asimismo se vio una mejora en las pruebas de memoria, con resultados similares a los de los participantes sanos.

Tal como expresa la profesora Michela Gallagher, quien dirigió el estudio, "debido a que la fisiología que forma la enfermedad de Alzheimer en el cerebro está dirigida por una mayor actividad cerebral, este exceso de actividad podría compararse a tener el pie en el acelerador cuando se está en el camino hacia el Alzheimer".

Y el efecto que se vio en el estudio, agrega la investigadora, "fue como si hubiéramos retirado el pie del acelerador o pisado el pedal del freno".

"Y esto posiblemente podrá disminuir la progresión al Alzheimer".

La profesora Gallagher subraya que ahora será necesario llevar a cabo más estudios para probar la seguridad del medicamento en estos pacientes y para ver cuáles son sus efectos a largo plazo.

El estudio fue financiado por los Institutos Nacionales de Salud de Estados Unidos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.