La violencia se extiende por Reino Unido

Media playback is unsupported on your device

Londres y otras cuatro grandes ciudades británicas fueron escenario en la madrugada del martes de saqueos y violencia callejera que han sido calificados como los peores desde que una revuelta racial sacudió la capital del Reino Unido hace 26 años.

En Londres, que vivió su tercer día consecutivo de disturbios, grupos de encapuchados saquearon comercios y prendieron fuego a edificios y vehículos en al menos ocho distritos de la capital.

El primer ministro británico, David Cameron, canceló sus vacaciones en Italia y volvió a Londres para presidir este martes un comité de crisis sobre los disturbios.

También cancelaron su descanso el alcalde de Londres, Boris Johnson, y la secretaria de Interior, Theresa May.

Esta última calificó los sucesos de "pura criminalidad"

La policía y los bomberos londinenses lucharon por controlar una violencia que se fue expandiendo por la ciudad en las últimas horas del lunes: desde el este (Hackney) y sur (Lewisham, Peckham, Croydom y Claham Junction), hasta el norte (Camden y Einfield) y oeste (Ealing).

El mayor incendio se produjo en Einfield donde un centro de distribución de la empresa de electrónica japonesa Sony fue incendiado y se derrumbó parcialmente, según las autoridades.

Vea imágenes de la tercera jornada de violencia

Un reportero de la BBC reportó cómo se podía ver una gran columna de humo sobre el cielo de la capital y cómo a las 04.00 horas del martes en Londres (03.00 GMT) los bomberos aún luchaban por sofocar las llamas.

La policía londinense reportó a las 04.00 hora local (03.00 GMT) que 334 personas habían sido arrestadas. Muchos de ellos fueron detenidos mientras cargaban con objetos robados durante los saqueos.

Un joven de 26 años resultó herido de gravedad por disparos de bala y fue ingresado en un hospital del sur de Londres.

La violencia se extendió por primera vez a otras grandes ciudades del país -Birmingham, Liverpool, Manchester y Bristol-.

En Birmingham, la segunda mayor ciudad de Reino Unido (3,2 millones de habitantes) unas 100 personas fueron arrestadas. Durante la madrugada, la policía instaló controles en las principales calles de acceso al centro.

"Pesadilla"

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption La secretaria de Interior calificó los sucesos de "pura criminalidad".

Los hechos se desencadenaron el sábado en la noche, luego de una manifestación frente a una comisaría de policía en el barrio de Tottenham (norte de Londres).

Según los manifestantes, el motivo de la concentración fue exigir explicaciones y una investigación por la muerte de Mark Duggan, de 29 años, quien murió por disparos de la policía el jueves.

Los disturbios del lunes en Londres tuvieron su origen en Hackney, un barrio deprimido y multicultural del este, cerca de las instalaciones donde el año que viene tendrán lugar los Juegos Olímpicos.

A las 16.20 hora local (15.20 GMT) los agitadores comenzaron a lanzar piedras y mobiliario urbano contra la policía.

Una vecina, Catherine Holmes, dijo que la violencia no tenía sentido. "Hablamos con algunos de los saqueadores que volvían a casa y la única explicación que daban a lo que habían hecho era que no tenían dinero".

"Es muy triste pensar que esta gente solo piense en el próximo momento y lo que han causado es una pesadilla. Esperamos que el vecindario reaccione".

La violencia de los tres últimos días en Londres ha sido comparada a la que estalló en 1985 en la capital británica.

Entonces, la muerte de una mujer negra cuando la policía registraba su casa, también en Tottenham, desencadenó grandes batallas callejeras entre la policía y cientos de jóvenes.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service

Contenido relacionado