Tacto virtual para mejorar cirugías de tumores

Dispositivo de retroacción Derechos de autor de la imagen Universidad de Leeds
Image caption La presión simulada que ejerce el dispositivo puede reemplazar el contacto directo con los tejidos.

Un nuevo desarrollo en tecnología podría dotar a los cirujanos de un sentido virtual del "tacto" durante operaciones de tumores.

Investigadores de la Universidad de Leeds, en el Reino Unido, han combinado la virtualización mediante ordenador con un dispositivo que simula la presión sobre la mano del cirujano cuando este "toca" tejido en forma remota, en el marco de una operación por laparoscopia.

Esto facilitaría a los profesionales manipular el tumor a través de una extremidad robótica para determinar si es maligno o benigno.

Especialistas en cáncer esperan que en el futuro el nuevo sistema ayude a mejorar el tratamiento de la enfermedad.

En las cirugías mínimamente invasivas que se llevan a cabo hoy en día, el médico opera a través de una pequeña incisión en el cuerpo del paciente, guiado tan solo por imágenes de video.

Este tipo de técnica quirúrgica mejora el proceso de cicatrización y favorece la recuperación del paciente con respecto a la técnica de cirugía mayor.

Sin embargo, al elegir esta vía los cirujanos pierden la capacidad de palpar el tejido sobre el que operan. Poder usar el tacto es algo que los ayuda a localizar y categorizar los tumores.

"La retroacción (feedback) táctil, la textura, la dureza del tejido son cosas que se pierden con la cirugía por laparoscopia", dijo Rob Hewson, quien supervisó el estudio de la Universidad de Leeds.

Extraña sensación

El equipo de estudiantes universitarios desarrolló una solución que combina técnicas de simulación de espacios virtuales generada por ordenador con un dispositivo de manipulación con cualidades retroactivas.

El sistema varía la presión que el dispositivo ejerce sobre la mano del cirujano a medida que cambia la densidad del tejido explorado.

"Uno lo mueve de un lado para otro, y tal como sucede con un ratón de computadora, desplaza un cursor sobre una superficie virtual en tres dimensiones", le dijo Earle Jamieson, estudiante de ingeniería de la Universidad de Leeds, a la BBC.

"La computadora envía una señal al dispositivo para indicar cuánta fuerza uno está aplicando; y uno efectivamente siente la respuesta que percibiría con la mano".

En una serie de pruebas los investigadores simularon tumores en un hígado humano con piezas sintéticas. Los usuarios del sistema eran capaces de sentir deformaciones gracias a la retroacción.

Los ingenieros esperan que algún día esto permita a un cirujano percibir bultos sobre tejidos que está operando.

"Tres de cada cuatro cirujanos que probaron una versión anterior del sistema pensaron que podría ser muy útil", dijo Jamieson.

"Están tan acostumbrados a utilizar solamente la vista que les pareció extraño poder sentir algo".

Sin embargo, Hewson cree que todavía falta tiempo para que el sistema pueda comenzar a utilizarse con regularidad en el marco médico.

"Hay muchos desafíos técnicos a los que sobreponerse antes de poder integrar esto en dispositivos quirúrgicos", señaló.

Contenido relacionado