Tormentas solares: con los años serán más poderosas

Tormenta solar Derechos de autor de la imagen Other
Image caption La investigación indica que la mayoría de la radiación llega a la Tierra durante los períodos de actividad solar media.

Dentro de unas décadas, las tormentas solares pueden llegar a ser más perjudiciales para los aviones y las naves espaciales, según revelaron esta semana investigadores de la Universidad de Reading, en el centro de Inglaterra.

El trabajo, publicado en Geophysical Research Letters, predice que una vez que el Sol se mueve hacia un periodo de baja actividad solar, olas de radiación más peligrosa llegarán a la Tierra.

El equipo de científicos indica que el Sol se encuentra actualmente en un periodo de gran actividad.

Esta fase se inició en la década de 1920 y ha perdurado a lo largo de la era espacial.

Mike Lockwood, profesor de física del espacio de la Universidad de Reading, dijo que "toda la evidencia sugiere que el Sol saldrá en breve de un gran máximo solar que ha persistido desde antes del comienzo de la era espacial".

"En un gran máximo solar, los picos del ciclo solar de 11 años son más grandes y el número medio de las llamaradas solares y los eventos asociados, tales como las eyecciones de masa coronal son mayores", agregó.

"Por otro lado, en un mínimo solar casi no hay manchas solares durante varias décadas. La última vez que sucedió esto fue durante el Mínimo de Maunder, entre 1650 y 1700".

La investigación indica que la mayoría de la radiación llega a la Tierra durante los períodos de actividad solar media.

El aumento de la radiación es un problema particular para la aviación y las comunicaciones, tecnologías que no existían la última vez que el ciclo solar terminó su gran máximo.

Evidencia

La investigación se basa en la evidencia de los núcleos de hielo y troncos de árboles que se remonta 10.000 años atrás. El equipo midió los niveles de nitratos y de isótopos cosmogénicos que entran en nuestra atmósfera y se depositan en el hielo y la materia orgánica.

"Usted puede decir por la concentración de nitratos en las capas de hielo que se ha producido un evento solar", dijo Lockwood a la BBC.

"Hemos utilizado estos datos para decir que una desafortunada combinación de condiciones solares se nos viene encima en las próximas décadas".

"Es sólo una cuestión de cuánto peor será la radiación y cuánto tiempo durará".

La radiación más perjudicial surge a partir de las partículas energéticas solares, que se alejan del Sol por las eyecciones de masa coronal o las tormentas solares, que estallan en la superficie del Sol.

La evidencia parece indicar que a pesar de que hay menos tormentas solares una vez que el Sol deja su gran máximo, es más potente, más rápido y por lo tanto tiene más partículas.

Una disminución en la actividad solar también permite que más radiación de otras partes de la galaxia entre en el Sistema Solar.

Otro estudio

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El equipo de científicos indica que el Sol se encuentra actualmente en un periodo de gran actividad.

En un estudio separado, un equipo de la Universidad de Stanford en California, dice haber desarrollado una técnica que podría avisar con anticipación la formación de las manchas solares antes de que sean visibles en la superficie del Sol.

Las manchas solares son áreas de actividad magnética alta. Son importantes porque son las zonas donde las tormentas solares y eyecciones de masa coronal entran en erupción.

Ilondis Stathis, quien encabezó esta investigación -publicada en la revista Science- dice que los hallazgos ayudarán a dar aviso de tormentas solares y la radiación resultante que interrumpen las comunicaciones y el transporte aéreo en la Tierra.

El equipo de Stanford utilizó una técnica novedosa llamada heliosismología, que se basa en el análisis de vibraciones en la superficie solar.

El equipo descubrió que las señales acústicas que causan las vibraciones se movía más rápido en las regiones donde las manchas solares se forman hasta 65.000 kms de profundidad.

Las manchas solares resultantes aparecieron en la superficie entre uno y dos días después de que las diferencias en las vibraciones se han detectado.

Ilondis dijo a la BBC que "es un signo anticipado de que las manchas solares van a formarse. Este es nuestro principal descubrimiento".

"También se puede predecir el tamaño y la fuerza de la mancha. Y si se trata de una gran mancha solar, entonces es más probable que se produzcan algunos acontecimientos en el clima del espacio exterior como es el caso de las grandes erupciones solares".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.