Le ponen brazalete electrónico a detenido... en la prótesis

Un brazalete electrónico
Image caption La empresa G4S le coloca brazaletes electrónicos a 70.000 personas cada año.

Una empresa privada de seguridad en Inglaterra despidió a dos de sus empleados por haberle colocado el brazalete electrónico en una prótesis a un sujeto a quien un tribunal le había ordenado quedarse en su casa.

Los dos empleados fueron engañados por Christopher Lowcock, un hombre de 29 años, que envolvió la prótesis de su pierna en un vendaje para hacerla pasar por una pierna real.

El incidente ocurrió cuando la empresa G4S estaba instalando el sistema de monitoreo electrónico en su casa, en Rochdale, en el noroeste de Inglaterra.

Lowcock pudo quitarse la pierna y violar la orden judicial que se le había impuesto tras haber sido procesado judicialmente por delitos relacionados con drogas y armas y con faltas a las leyes de tránsito.

La empresa aseguró que ambos trabajadores fueron despedidos por cometer lo que calificó como una ofensa disciplinaria grave.

En un comunicado, el Ministerio de Justicia del Reino Unido informó que "claramente" los procedimientos "no fueron seguidos en este caso y G4S ha tomado medidas contra el personal involucrado".

"(Los movimientos de) dos mil agresores son seguidos cada semana (por medio de brazaletes electrónico) e incidentes como este son muy raros", un vocero dijo.

"Pierna falsa"

G4S reveló que, el mes pasado, los gerentes sospecharon que algo no estaba bien.

Cuando regresaron a la casa de Lowcock a verificarlo, se dieron cuenta de que éste se encontraba tras la rejas, tras ser acusado de una ofensa relacionada con conducir.

La compañía informó que el segundo empleado que fue a revisar el equipo de monitoreo electrónico en la casa del sujeto también fue despedido por no haberse dado cuenta del engaño.

Una vocera de la compañía señaló que dicha empresa le coloca brazaletes electrónicos a "70.000 individuos cada año en el nombre del Ministerio de Justicia".

"Dada la naturaleza seria del servicio que prestamos, contamos con procedimientos muy estrictos, los cuales deben ser seguidos por todos los miembros de nuestro personal".

"En este caso en particular, dos empleados fallaron a la hora de seguir los procedimientos correctos cuando instalaron el brazalete. Ellos debieron haberse dado cuenta que se trataba de una prótesis".

El Ministerio de Justicia indicó que los contratistas debían adherirse a los "más altos estándares de profesionalismo" y estrictas directrices cuando le hacen seguimiento a los detenidos.