Entierro de Salvador Allende "cierra un círculo importante", dice su hija

Media playback is unsupported on your device

Aunque aclara que no se trata de un funeral, la senadora Isabel Allende destacó el gran interés de la gente por acompañar el traslado de su padre, Salvador Allende Gossens, de regreso al cementerio general de Santiago, donde espera que el ex presidente chileno (1970-1973) descanse en paz.

Los restos del fallecido mandatario fueron exhumados para realizar nuevos exámenes a cargo de un equipo multidisciplinario de expertos, que determinó oficialmente que se suicidó el 11 de septiembre de 1973 en el interior del palacio de La Moneda, cuando éste fue atacado por militares como parte del golpe que lideró Augusto Pinochet.

Han pasado 41 años desde que Salvador Allende fue electo presidente de Chile y 21 años desde que en 1990 tuvo un funeral de Estado en Santiago, tras ser trasladado de la fosa en que había sido enterrado casi clandestinamente en Viña del Mar.

Estaba previsto que sus restos volvieran al cementerio el domingo 4 de septiembre, pero el acto se suspendió por el accidente de aviación en Chile, en el que murieron 21 personas. Finalmente, la ceremonia se realizó en privado este jueves. Antes de que se llevara a cabo, su hija Isabel Allende conversó con BBC Mundo sobre la figura del ex jefe de Estado.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Se cumplen 41 años desde que Salvador Allende fue electo presidente de Chile.

¿Cuál es el sentimiento de la familia ante este tercer funeral de Salvador Allende?

Para nosotros no es un funeral, pero cierra un ciclo que era muy importante, que era tener una certeza jurídica sobre las circunstancias y la causa de la muerte de mi padre. Ha sido doloroso, remueve sentimientos, pero no es el único caso en Chile. A varias familias les ha tocado a veces desenterrar muertos, identificar restos, volver a tener que enterrar.

¿Hay tranquilidad luego que los peritos confirmaran que se trató de un suicidio?

Estas pruebas en definitiva permitieron dos cosas importantes: reafirmar la identidad, que al fin y al cabo nunca se había hecho científicamente; y lo otro era confirmar lo que nosotros teníamos como convicción, que mi padre es el que prefiere sacrificarse pero no dejarse humillar y además es coherente con lo que él siempre había dicho.

¿Siente que se ha hecho justicia al establecer esta verdad histórica sobre su muerte?

Teníamos una convicción basada en el testimonio de los médicos y la gente que lo acompañó hasta el final, pero una cosa era nuestra convicción y otra era que lo determinaran pruebas científicas. Y en ese sentido también hay una cierta paz, porque reafirmó una convicción esta vez ya científicamente y con esto creemos que hay que cerrar este capítulo.

¿Hay un sentimiento especial por el hecho de que esta vez no está su madre, Hortensia Bussi?

Duele porque nos habría gustado que nos acompañara aún mucho más, ella estuvo con nosotros hasta los 94 años, pero se sienten las ausencias. Es una familia a la que le ha tocado vivir muchas ausencias y siempre duelen y remueven.

La figura de Allende hoy

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Los restos de Allende fueron exhumados para realizar nuevos exámenes.

Hoy en Chile hay un ambiente de efervescencia social, quizás sólo comparable con lo que se vivió en la Unidad Popular o las posteriores protestas contra Pinochet. ¿Cómo cree que vería su padre esta situación?

La lucha por una mejor sociedad, por terminar con las enormes desigualdades sigue siendo igualmente válida, en otro contexto, en otro mundo. No es comparable pero ahí está y creo que él se sentiría de lo más orgulloso de ver a todos estos estudiantes en la calle luchando por una educación gratuita y de calidad. Creo que realmente estaría plenamente identificado en ese sentido.

La figura de Salvador Allende suele verse como un icono en las masivas marchas de los estudiantes. ¿Cómo se explica eso a 38 años de su muerte?

Uno piensa 'estos jóvenes que no vivieron este proceso, que no lo conocieron tan de cerca', sin embargo hay una tremenda admiración e identificación, y creo que tiene que ver con una persona consecuente a lo largo de toda su vida, con más de 50 años de vida pública. Son muchas cosas que lo acompañaron y creo que los jóvenes son capaces de percibir eso.

Hace tres años su padre ganó el concurso televisivo de los grandes chilenos. ¿Qué opina de ese reconocimiento?

Es muy bonito pensar que esa gente joven se siente identificada con una persona como Salvador Allende porque creo que es muy legítimo, creo que corresponde dentro de esa coherencia. Son pocos los líderes que hoy día la gente joven admire de verdad y éste es uno de los casos.

¿Cuál es el principal legado de Salvador Allende?

Por cierto la coherencia. Una persona que por más de 50 años en su vida política siempre estuvo apegado a sus principios, siempre actuó de acuerdo a lo que él decía que iba a hacer. Para él la ética y la política iban de la mano, lo que hoy día no siempre se da, y se valora altamente precisamente por eso.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.