La batalla de las tabletas tiene un ganador... por ahora

Tabletas Derechos de autor de la imagen reuters
Image caption Apple y Samsung mantienen una batalla global por la patente de las tabletas

La decisión de un tribunal alemán de mantener la prohibición de venta de la tableta Samsung Galaxy 10.1 en el país, es un duro revés para Samsung en medio de una de las disputas más agresivas en la historia de la industria tecnológica.

Apple y Samsung mantienen 19 litigios legales, en tribunales de 9 países en cuatro continentes, y la decisión de la corte de Düsseldorf hace que muchos se pregunten si un efecto dominó podría decantar la balanza a favor de Apple en los casos todavía pendientes.

Sin embargo, expertos en patentes consideran que aunque el caso alemán supone una ventaja "psicológica" para Apple, no todo sería un camino de rosas para la compañía del iPad y el iPhone.

El caso alemán

Ni siquiera el caso de Alemania estaría cerrado del todo.

Samsung todavía tiene un par de opciones sobre la mesa, que podrían llevar al levantamiento de la prohibición.

La decisión del tribunal de Düsseldorf supone la apertura de un proceso que tardará cerca de un año en decidir si Samsung realmente violó la propiedad intelectual de Apple con el diseño de Samsung Galaxy 10.1.

Mientras tanto, la compañía surcoreana no podrá vender este modelo de tableta en el país.

Pero si al final de ese periodo el fallo todavía está en su contra, Samsung tendría la opción de apelar.

Obviamente, un año es una eternidad en el mundo de la tecnología, así que una segunda opción para Samsung es acudir a un tribunal superior alemana para pedir un levantamiento de la prohibición, hasta que salga el fallo.

En el hipotético caso de que Samsung fuera la ganadora al final del proceso, Apple tendría que idemnizar a la compañía por las ventas perdidas, que sería poco comparado con los daños colaterales de la medida.

El juicio clave de California

Tras lo sucedido en Alemania, todas las miradas apuntan ahora a la vista del juicio que mantendrán ambas compañías el 13 de octubre en la ciudad de San Francisco.

Y es que de la decisión de los jueces depende la prohibición de la venta de Samsung Galaxy 10.1 en todos los Estados Unidos.

Pero según el experto en patentes Florian Mueller, el tema no es tan sencillo.

"Samsung tiene algo a su favor en países como Estados Unidos y Australia", explicó.

"A diferencia que en Alemania, donde si el tribunal evalúa que una compañía viola el derecho intelectual de otra prohíbe la venta del producto, en Estados Unidos el tribunal también se planteará si eso supone un daño tan terrible para Apple".

Aún así, aclaró Mueller, la cuestión podría solucionarse pidiendo a Samsung una indemnización.

Sin embargo, apuntó el experto, "Apple tiene una ventaja psicológica importante. Es más fácil que un tribunal en California proteja a Apple si Alemania también lo hace".

"Esta es la disputa legal más fuerte de la historia de la industria tecnológica", subrayó.

Sólo se está cuestionando el diseño

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption La juez Johanna Brueckner-Hofmann consideró que Samsung violó la propiedad intelectual de Apple.

Cabe tener en cuenta que lo que está en juego por el momento es si Samsung violó el derecho intelectual de Apple en lo que respecta al diseño de las tabletas.

Pero ambas compañías mantienen muchas otras disputas en temas relacionadas con los componentes tecnológicos con los que se fabrican.

"Los temas técnicos son potencialmente más importantes", dijo Mueller, "pero es mucho más complicado de ganar, ya que evaluar eso es un proceso muy largo, que necesita muchos expertos".

Daños colaterales

Por el momento, el daño para Samsung está hecho.

Cada semana sin vender Samsung Galaxy 10.1 en Alemania supone miles de dólares en pérdidas, a pesar de que todavía pueden vender la versión con pantalla de 7 pulgadas.

Y el hecho de que Apple haya salido por ahora triunfante en este caso, hará que otras empresas se lo piensen más dos veces antes de sacar tabletas en el mercado alemán.

No se descarta tampoco, que nuevos litigios entre Apple y Samsung surjan también en países latinoamericanos, especialmente en Brasil y México.

Contenido relacionado