Fármaco para la presión evita propagación de cáncer

Una clase de fármacos que se usan comúnmente para reducir la hipertensión, llamados beta bloqueadores, pueden reducir el riesgo de propagación de tumores de mama, revela una investigación.

Derechos de autor de la imagen SPL
Image caption Los beta bloqueadores lograron reducir en 71% el riesgo de morir por la enfermedad.

Estudios preliminares, que involucraron a 800 pacientes, demostraron que aquéllas que habían recibido los beta bloqueadores redujeron más de la mitad el riesgo de metástasis (cuando el tumor se propaga a otros órganos) que las que no recibieron el medicamento.

Los científicos de la Universidad de Nottingham, Inglaterra, planean ahora llevar a cabo un estudio más amplio para ver si estos fármacos pueden tener la clave para evitar la formación de tumores secundarios, lo cual es causa de muerte en 90% de las muertes por cáncer de mama.

Los resultados de los primeros estudios fueron presentados en la conferencia de la Royal Society of Medicine (Sociedad Real de Medicina) en Londres.

Cerca de 35% de las pacientes con cáncer de mama desarrollan metástasis, y la mayoría de estas pacientes son las que suelen morir por la enfermedad.

Por eso desde hace tiempo los científicos buscan la forma de evitar, en primer lugar, que el cáncer se propague.

El nuevo estudio, que será financiado por la organización Cancer Research UK, analizará a 30.000 pacientes para observar si las que toman beta bloqueadores, antes y después de sus tratamientos para cáncer, tienen menos probabilidades de recurrencia y sobreviven más tiempo.

Potencial de salvar vidas

Hasta ahora dos estudios han mostrado lo que se dice son resultados "prometedores".

El primero, publicado en año pasado en la revista Oncotarget, demostró que entre 466 pacientes con cáncer de mama, las que tomaron el fármaco antes de ser sometidas a operaciones de mama, lograron vivir varios años después del tratamiento.

Se encontró que las mujeres que habían tomado beta bloqueadores -que se usan tanto para hipertensión como para ansiedad- lograron reducir en 51% el riesgo de desarrollar metástasis y en 71% el riesgo de morir por la enfermedad.

Previamente otro estudio ya había demostrado en el laboratorio que los beta bloqueadores tienen un mecanismo biológico capaz de evitar que las células se movilicen y se propague el tumor.

Lo hacen evitando la función de una molécula en la superficie celular, llamada receptor noradrenérgico. Si éste se bloquea, las células no pueden viajar a otras partes del organismo, dicen los científicos.

"Puede considerarse que el cáncer tiene dos fases distintivas, antes y después de que el tumor se propague" afirma el doctor Des Powe está coordinando el nuevo estudio junto con investigadores de Irlanda del Norte y Alemania.

"Muchas mujeres son tratadas exitosamente para combatir el tumor de mama inicial pero, en algunas, este tumor original deja un legado: una 'hija' del cáncer primario".

"Y es absolutamente crucial conquistar la propagación de ese cáncer si realmente queremos mejorar la supervivencia de la enfermedad, ya que este problema es el que causa casi todas las muertes por este cáncer" agrega.

Por su parte, la doctora Julie Sharp, de Cancer Research Uk, señala que "como los beta bloqueadores ya son fármacos conocidos éste será un estudio muy interesante, que tiene el potencial de salvar a un gran número de vidas".

"Y esperamos ver los resultados del estudio el próximo año" agrega.