Frijoles tolerantes a sequías para América Central

Frijoles Fotos gentileza Steve Beeb Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Se han distribuido variedades de frijos tolerantes a la sequía en Nicaragua y en Ruanda. Fotos: gentileza Steve Beebe.

Frijoles tolerantes a sequías ya están siendo cultivados en América Central, ofreciendo a productores una herramienta ante uno de los fenómenos climáticos extremos que podría ser cada vez más frecuente debido al calentamiento global.

Las variedades resistentes son el resultado de un trabajo de al menos tres décadas del Centro Internacional de Agricultura Tropical, CIAT, con sede en Colombia, donde se han combinado, en cruzamientos convencionales, genes de plantas de zonas expuestas a sequías en México y Centroamérica.

El material de esos cruzamientos es a su vez fruto de la labor de agricultores en la región, ya que proviene de variedades criollas o tradicionales sometidas a un proceso de selección natural por generaciones de productores en América Latina.

"Aquí en CIAT tenemos un banco de germoplasma con más de 26.000 colectas de frijoles tradicionales convencionales", dijo a BBC Mundo Steve Beebe, genetista y director del programa de frijol del CIAT.

"Hicimos cruzamientos entre diferentes materiales de Centroamérica y de México y hacemos una selección en el campo. Tenemos una época de seca de junio a setiembre, sembramos en esa época y sometemos los materiales a selección en esas condiciones para elegir los que tienen la capacidad de producir granos con poca agua".

De Centroamérica a Ruanda

El frijol es una planta autofertilizada, ya que cada flor es una unidad sexual completa, en la que el polen pasa de la antera, la parte masculina, al estigma, la femenina.

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Las nuevas variedades han tenido buena aceptación entre los agricultores, según el CIAT.

Los cruzamientos a mano requieren un alto grado de destreza manual, según Beebe. Se abre la flor de una planta madre y se fertiliza la planta madre con el polen de otro padre.

La primera variedad resistente a la sequía fue liberada hace dos años en Nicaragua. "Ha logrado bastante aceptación entre los productores, sobre todo de la costa pacífica, que es bastante seca, y en cierto grado en el norte del país en la frontera con Honduras", dijo Beebe.

"También fueron lanzados dos materiales en Ruanda, en África central, en la parte oriental del país que también tiene clima seco. Es interesante que materiales que se comportan bien en Centroamérica suelen ser de buen rendimiento en África, por lo que la adaptabilidad de esos materiales parece ser bastante amplia".

Tolerancia

¿Qué hace que las plantas sean más resistentes a la sequía?

Derechos de autor de la imagen BBC World Service
Image caption Uno de los desafíos futuros será desarrollar variedades tolerantes de temperaturas altas.

"Cualquier planta tolerante a la sequía debería tener un buen sistema de raíces, pero más que eso debe tener la capacidad de formar vainas bajo estrés hidrico y también de llenar el grano dentro de la vaina. Es en estas dos últimas características que hemos hecho más progreso en los últimos años".

En algunos estudios se ha demostrado que hay materiales con raíces más profundas que no son tolerantes a la sequía, por lo que un buen sistema radicular no parece ser suficiente para asegurar resistencia.

No está claro cuál es el mecanismo interno que explica la mayor tolerancia.

"Probablemente es una cuestión a nivel hormonal dentro de la planta , es decir, tiene que ver con procesos internos que controlan la distribución de la biomasa dentro de la planta. Con ciertas señales hormonales la planta distribuye la biomasa hacia las vainas y la semilla", señaló Beebe.

Altas temperaturas

El mejoramiento genético, según el experto del CIAT, es "algo que nunca termina, siempre hay una nueva frontera". Uno de los nuevos retos es "ofrecer a los productores colores de grano más aceptables, ya que hay muchos tonos diferentes actualmente, pero en el mercado hay un tono muy particular y atractivo que le da un valor agregado".

Los científicos del centro internacional también trabajan en variedades resistentes a otras enfermedades y más eficientes en el uso de nutrientes. La baja fertilidad del suelo es un problema para muchos productores de frijol, "que suelen ser agricultores de pocos recursos cuyos suelos, si no están degradados, tienen típicamente una fertilidad más bien baja".

Pero uno de los mayores desafíos ante el cambio climático será desarrollar variedades tolerantes a altas temperaturas.

"Si la temperatura sube a más de 20 grados entre medianoche y cuatro de la mañana esto es bastante perjudicial para el frijol, ya que son las horas en que las flores se están autofecundando, es decir, el polen se está liberando para fertilizar la parte femenina de la flor. Si en esas horas la temperatura es alta, el polen no funciona bien y no hay formación de grano".

Hallar variedades tolerantes es fundamental para América Latina, según Beebe. "Zonas de Centroamérica van a pasar el límite que el frijol aguanta actualmente, sobre todo las temperaturas nocturnas críticas para el frijol".

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.