Cuba: un debate que no se da en las calles llega a Twitter

Twitters de Yoani Sánchez y Mariela Castro Derechos de autor de la imagen TWITTER
Image caption Mariela Castro se estrenó en Twitter y creó polémica.

Mariela ( @CastroEspinM), la hija del presidente de Cuba, Raúl Castro, y directora del Centro Nacional de Educación Sexual (Cenesex) debutó en Twitter y sólo hicieron falta pocas horas para que se generara el primer enfrentamiento con una voz disidente.

En su primer día en la red social, Mariela Castro discutió con la bloguera Yoani Sánchez

( @yoanisanchez).

Como testigos de este atípico debate en la isla, hubo cientos de "twitteros" que se unieron a la conversación y replicaron el choque de palabras.

"Bienvenida a la pluralidad de Twitter @CastroEspinM aqui nadie me puede callar, negarme permiso para viajar ni impedir la entrada (...) Cómo se puede pedir la aceptación parcelada hacia un solo tema? La tolerancia es total o no es", le dijo Sánchez, que es twittera habitual, a Mariela Castro.

Poco antes, Castro, que en un sólo día ha conseguido más de mil seguidores, había hecho su debut en Twitter con un mensaje en el que aseguraba "estar aprendiendo" en la red social y prometía dar más noticias "pronto".

Tras leer los comentarios de Sánchez, la hija del presidente cubano respondió: "Tu enfoque de tolerancia reproduce los viejos mecanismos de poder. Para mejorar tus 'servicios' necesitas estudiar".

"Parásitos despreciables: ¿recibieron la orden de sus empleadores de responderme al unísono y con un mismo guión predeterminado? Sean creativos", añadió la hija del presidente, quien además agradeció a sus seguidores por los "alentadores mensajes" y a los "mediocres y aburridos por divulgar" sus tweets.

Y es que, pese a que el intercambio de mensajes fue corto, creó una lluvia de mensajes a favor y en contra en la red de micromensajes.

"Explosión twittera"

Derechos de autor de la imagen RAQUEL PEREZ
Image caption Para la bloguera Yoani Sánchez los cubanos están aprendiendo a debatir en la red.

"En Twitter nadie le da lecciones a nadie. Los presidentes no le dan mensajes a los ciudadanos, ni las grandes personalidades a las pequeñas. Todos aprendemos de todos", dijo a BBC Mundo la bloguera Yoani Sánchez, al referirse a los comentarios de la funcionaria cubana.

"De todas maneras, mis preguntas fueron hechas con el ánimo total de respeto como siempre me dirijo a ella (Mariela Castro) y así será hasta el día que podamos tener un diálogo cara a cara", agregó Sánchez, quien asegura que no se le permite el acceso a las conferencias de la directora del Cenesex por hacer preguntas incómodas como la que, dice, planteó en Twitter.

La bloguera aseguró que lo que ha ocurrido es "muy importante".

"Refleja que los cubanos estamos aprendiendo a debatir en la web aunque de manera entrecortada y todavía con muchas dificultades tecnológicas como las que presentamos los twitteros alternativos, que lo hacemos por mensaje de texto, no tenemos acceso a internet y no podemos responder a otros ni ver lo que escriben", señaló.

Y es que más allá de este intercambio de tweets, la bloguera considera que en su país en los últimos meses ha habido una "explosión twittera" de usuarios cubanos en esta red social que permite "escuchar todas las voces".

"Soy una entusiasta de la tecnología porque en cuatro años me ha hecho mucho más libre que la voluntad política del gobierno que hay en mi país. Me he abierto un marco de expresión, de mi propia voz", sostuvo.

La bloguera también se refirió a una denuncia que hizo el gobierno cubano hace unos meses en una serie de reportajes presentados en la televisión estatal que señalaban la "ciberguerra" como nueva forma de enfrentamiento entre Washington y La Habana.

Según esos programas, una red de internautas encabezada por Sánchez estaba tratando de promover la disidencia en la isla.

Para la bloguera, las redes sociales más que lanzar una ciberguerra lanzan un "cibernacimiento".

"Es una práctica muy común hablar siempre, constantemente de una situación de plaza sitiada, de invasión a punto de llegar y estoy desde pequeña escuchando lo mismo. Eso me ha hecho curarme un poco, vacunarme de antemano a ese tipo de agresiones verbales y acusaciones", concluyó Sánchez.

Contenido relacionado