La visita frecuente al dentista protege de infarto y derrame

Las visitas regulares al dentista pueden hacer más por su salud que prevenir caries.

Pie de foto,

Se recomienda una remover la placa dental y aplicar sellado al menos una vez al año.

Según una nueva investigación llevada a cabo en Taiwán, someterse a una limpieza dental profesional que incluya remoción de placa dental puede reducir el riesgo de infarto y enfermedad cerebrovascular.

El estudio llevado a cabo en Taiwán, fue dirigido por los doctores Emily Chen y Hsin-Bang Leu del Hospital General de Veteranos de Taipei.

La prueba involucró a más de 100.000 personas, encontró que aquéllos que se sometieron a una limpieza odontológica llevada a cabo por un dentista o higienista mostraron 24% menos riesgo de infarto y 13% menos riesgo de enfermedad cerebrovascular (ECV).

La limpieza dental profesional -que se recomienda llevar a cabo una vez al año- debe incluir la remoción de placa bacteriana y aplicación de flúor y sellador en los dientes.

La placa dental es una acumulación de bacterias y otros depósitos y desechos que se acumulan en los dientes y encías y pueden causar inflamación y otras enfermedades.

Con el tiempo la placa se calcifica y es muy difícil retirarla con el cepillado dental diario.

Por eso se recomienda llevar a cabo regularmente una limpieza profesional.

Inflamación

La nueva investigación, presentada durante las Sesiones Científicas de la Asociación Estadounidense del Corazón, que se celebran en Orlando, Florida, siguió a más de 100.000 individuos durante siete años.

Los participantes fueron clasificados de acuerdo al número de veces que se habían sometido a una limpieza dental profesional.

Se consideró como limpieza "frecuente" a aquella realizada por lo menos una vez al año y la limpieza "ocasional" cuando se llevó a cabo una vez o menos de una vez cada dos años.

Los científicos utilizaron los datos del Servicio Nacional de Salud de Taiwán.

El estudio incluyó a más de 51.000 adultos que habían recibido al menos una limpieza dental total o parcial en el curso de la investigación.

Y otros 50.000, del mismo género y con el mismo estado de salud, no habían recibido ningún tipo de limpieza dental.

Al comienzo del estudio ninguno de los participantes tenía un historial de infarto o ECV.

Los investigadores, sin embargo, no tomaron en cuenta los factores de riesgo conocidos de estos trastornos, incluido el peso coporal, tabaquismo y raza.

Al final de los siete años los resultados mostraron que aquellos sometidos a limpieza dental frecuente u ocasional habían tenido menos riesgo de infarto y ECV que el otro grupo.

"Se encontró que la protección contra la enfermedad del corazón y ECV era más pronunciada en los participantes que fueron sometidos a remoción de placa y sellado dental al menos una vez al año" explica la doctora Chen.

"La limpieza dental profesional parece reducir el crecimiento bacteriano que causa inflamación y que puede conducir a enfermedad del corazón y ECV" agrega.

Otro estudio separado llevado a cabo en Suecia y presentado en la misma conferencia encontró que el tipo de enfermedad periodontal -la enfermedad de las encías que es causada por la placa dental- que sufre un individuo puede predecir su riesgo de infarto, ECV e insuficiencia cardíaca.

Los científicos creen que la bacteria de la placa dental que se acumula en las encías puede entrar en la corriente sanguínea y causar inflamación en las arterias, lo cual puede provocar eventos cardiovasculares como infartos y derrames.

Ambas investigaciones aparecen publicadas en la revista Circulation.