Fotografían a oso polar caníbal

Oso polar caníbal Derechos de autor de la imagen Jenny E Ross
Image caption Un oso polar adulto mató a otro más pequeño de la misma forma en la que suelen matar a focas.

Es una imagen que seguramente impresionará a muchos: un oso polar adulto arrastra el cuerpo de un cachorro que acaba de matar sobre el hielo marino del Ártico.

Los osos polares normalmente cazan focas, pero si no hay disponibles, los depredadores adultos buscan otras fuentes de alimentos. Incluso de su propia especie.

La imagen fue tomada por la fotógrafa ambiental Jenny Ross en Olgastretet, una extensión de agua del archipiélago noruego de Svalbard, en el océano Glacial Ártico, al norte del continente europeo.

"Este tipo de depredación siempre ha ocurrido hasta cierto punto", dijo Ross a la BBC.

"Sin embargo, existen pruebas que confirman que cada vez es más frecuente, sobre todo en aquellos lugares en donde los osos polares se encuentran atrapados en tierra y están totalmente privados de alimentos durante largos períodos de tiempo, debido a la pérdida del hielo marino como consecuencia del cambio climático".

La periodista contó la historia detrás de sus fotografías durante el encuentro de la Unión Geofísica Americana (AGU, por sus siglas en inglés) de 2011, la mayor reunión anual de científicos que estudian el planeta Tierra.

En la cabeza

Un artículo que describe este caso de canibalismo -que ocurrió en julio de 2010- acaba de ser publicado en la revista Ártico.

El coautor del trabajo es el doctor Ian Stirling, biólogo del servicio canadiense de la fauna, especialista en osos polares.

Ross se acercó al oso adulto en un bote. Era capaz de ver a través de su teleobjetivo que el animal estaba comiendo algo, pero fue sólo cuando se logró acercar lo suficiente que descrubrió que se trataba de un oso menor.

El método que utilizó es exactamente igual al que los osos polares utilizan para matar focas: fuertes mordidas en la cabeza.

"Tan pronto como el oso adulto se dio cuenta de que un barco se le acercaba, entró en estado de alerta y se sentó a horcajadas sobre el cuerpo del oso joven, para reafirmar el control sobre él y transmitir el mensaje de 'esta es mi comida", recordó la periodista.

Derechos de autor de la imagen Reuters
Image caption El hielo marino representa una plataforma vital para que los osos puedan cazar.

"Luego, levantó al oso con su boca, usando simplemente el poder de su mandíbula y su cuello, y lo transportó de un témpano de hielo al otro. Finalmente, cuando estaba a una distancia considerable, se detuvo y se lo comió".

Falta de hielo

Ross explicó que no había otro oso en la zona, por lo que se atrevía a especular que quien mató al pequeño oso fue su propia madre.

Olgastretet es un paso de agua que separa las dos islas principales del archipiélago de Svalbard, que forma parte del Reino de Noruega. Se trata de un área que tradicionalmente ha estado cubierta de hielo durante todo el año.

Sin embargo, la reciente y dramática retirada de hielo del mar Ártico durante los meses de verano ha provocado que el agua rodee el área durante períodos prolongados.

Y sin su plataforma habitual para cazar focas, los osos han ido en busca de fuentes alternativas de alimentos, explica Ross.

"En tierra, están buscando basura y alimentos humanos; atacan aves marinas y sus huevos. Aunque ninguno de esos alimentos pueda ayudarles a estar alimentados, ellos siguen buscándolos".

"Comerse a otro oso es una forma de conseguir comida y es relativamente fácil para un oso adulto y grande. Si la pérdida de hielo marino continúa, ese tipo de comportamiento podría volverse cada vez más común".

Contenido relacionado