EE.UU. reduce significativamente sus fuerzas armadas

Media playback is unsupported on your device

"EE.UU. pasa la página de una década de guerras", señaló este jueves el presidente Barack Obama mientras detallaba que el presupuesto para el Pentágono se reducirá US$450.000 millones en la próxima década como parte del ajuste económico del país.

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El presidente estadounidense Barak Obama durante la conferencia de prensa en el Pentágono donde anunció los recortes en defensa.

"Nuestro ejército será más pequeño, pero el mundo debe saber que Estados Unidos mantendrá su superioridad militar con unas fuerzas armadas ágiles y preparadas para amenazas", agregó el mandatario en el Pentágono junto al secretario de Defensa, Leon Panetta, y el jefe del Estado Mayor Conjunto, general Martin Dempsey, quienes acudieron para oficializar la nueva estrategia de defensa del país.

El anuncio incluye por primera vez en décadas la reducción del número de tropas. "Hace tres años teníamos 180.000 soldados en Irak y Afganistán. Hoy hemos recortado ese número a la mitad", subrayó Obama.

Obama afirmó que, a pesar de los recortes, el presupuesto de defensa estadounidense sigue siendo considerablemente más grande que la suma de los diez países que le siguen.

Así mismo anunció que reforzará su presencia en Asia y el Pacífico y que EE.UU "seguirá invirtiendo en socios estratégicos como la OTAN".

Vea la tabla del poderío militar de las cinco grandes potencias

Recortes 'quirúrgicos'

En una era de austeridad, la nueva estrategia de defensa es presentada como una respuesta a la nueva realidad económica del país.

Funcionarios han insistido en que cualquier reducción de tropas será el resultado de una revisión de la estrategia por parte de los comandantes.

En América Latina
Con sede en Miami, Florida, el Comando Sur, USSOUTHCOM, es responsables de los intereses de EE.UU. en 31 naciones que abarcan América del Sur, América Central y el Caribe.Es un comando conjunto integrado por más de 1.200 efectivos militares y civiles.Asume funciones como la lucha contra el narcotráfico, asistencia humanitaria y entrenamiento y formación.Puede responder a crisis de manera unilateral o multilateral si Washington considera que afectan la estabilidad hemisférica.Entre sus más recientes acciones figuran la distribución por vía aérea de más de 160.000 libras de alimentos y agua en Guatemala tras la tormenta de 2010.Ese mismo año, tras el terremoto de Haití, el apoyo militar incluyó más de 20.000 soldados, 23 barcos y decenas de aviones.

El portavoz de la Casa Blanca Jay Carney describió los recortes como "quirúrgicos", y se ha dicho que Obama ha participado activamente en el proceso de toma de decisiones.

No obstante -y cuando varios de los aliados de la OTAN encaran similares reducciones en sus presupuestos de defensa- los especialistas aseguran que Obama tendrá que hacer frente a duras críticas, especialmente de los interesados en obtener un beneficio electoral.

El especialista de la BBC en temas de defensa Jonathan Marcus explica que existe una voluntad de poner más énfasis en el tipo de ejército necesario para mantener la estabilidad en el continente asiático y el área del Pacífico.

El propio Obama, en un discurso en noviembre pasado ante el parlamento australiano, expresó: "Estados Unidos es un poder del Pacífico y llegamos para quedarnos".

El mandatario agregó: "Con la mayor parte de las potencias nucleares del mundo y aproximadamente la mitad de la humanidad, en gran parte Asia definirá si el próximo siglo estará marcado por el conflicto o la cooperación, por el sufrimiento innecesario o el progreso humano".

Tres factores

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption El presupuesto del Pentágono se verá reducido en US$ 450.000 millones durante la próxima década.

Como indica Marcus, la revisión de la estrategia se debe a tres factores generales.

El compromiso de las fuerzas de combate de EE.UU. en Irak ha terminado y la actual reducción de tropas en Afganistán hace que este sea un buen momento para las reevaluaciones.

También hay un deseo más amplio, añade Marcus, de reorientar el enfoque de la política de defensa estadounidense fuera del Medio Oriente y más hacia Asia.

El enfoque para el futuro parece estar en lo que el Pentágono llama "la batalla de aire-mar", la creación de fuerzas capaces de hacer frente a un auge militar en la región Asia-Pacífico.

"Nadie lo dice explícitamente, pero es China lo que tienen en mente" en el Pentágono, apunta el periodista.

Y pese al cambio de énfasis y las concesiones a la era de austeridad, EE.UU. sigue siendo el poder militar más fuerte del planeta y lo seguirá siendo en el futuro previsible.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.