Negocios hispanos: motor de la recuperación económica de EE.UU.

Latinos en Estados Unidos Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El crecimiento de los negocios de dueños latinos fue mayor que el del resto de comunidades.

Detrás del mostrador de su tienda de repuestos de autos, Carlos Galván empezó el año aliviado: las cuentas de 2011, dice, mostraron un repunte de su negocio que no veía desde que la economía estadounidense cayó en recesión, a finales de 2007.

"Pensé que no íbamos a sobrevivir y de hecho muchos vecinos han ido cerrando... El año que terminó fue el primero que vivimos tranquilos, para qué mentir", dijo a BBC Mundo el mexicano, instalado en una zona de mayoría latina en la ciudad de Los Ángeles.

El suyo es uno de los comercios que confirman una tendencia: las empresas en manos de hispanos muestran un crecimiento superior a las de dueños blancos no hispanos o de otras minorías y son, según algunos analistas, uno de los motores que están impulsando la recuperación económica del país.

El último censo sobre el comercio muestra que la tasa de expansión de este sector es de más del doble de la media nacional y, según un estudio del Instituto para el Entrenamiento y Desarrollo Organizacional (IOTD, por sus siglas en inglés), los negocios gestionados por la primera minoría del país pasaron de 1,6 millón en 2002 a 2,8 millones proyectados para 2012.

"Las cifras reflejan una recuperación, incluso en el rubro de la construcción que es clave para la comunidad (latina), y la contribución a la economía nacional será cada vez mayor. Hay un elemento clave para sostenerlo: que los hispanos están incursionando en sectores que antes les eran ajenos, como el desarrollo de tecnología, gracias a las nuevas generaciones que tienen mayor capacidad empresarial", graficó Roy Núñez, coautor del informe del IOTD, en diálogo con BBC Mundo.

Crecimiento "asombroso"

Según la revista Forbes, los comercios hispanos muestran un incremento en sus beneficios dos veces superior a la media nacional: 55% en un plazo de 5 años, lo que la publicación califica de "asombroso".

Sin embargo, la tendencia no es nueva: desde hace una década, el crecimiento se ha manifestado tanto en el número como en el tamaño de las empresas en manos de latinos. Forbes anticipa que esto se prolongará, con un ritmo de crecimiento de 8% anual hasta 2015, tres veces más que el promedio en la economía estadounidense.

"Confiamos en que el número de emprendimientos seguirá aumentando, en gran medida por el desarrollo de pequeñas y medianas empresas, que son más viables en el actual clima económico. El desafío es buscar calidad y rentabilidad de las compañías que se creen, no sólo que crezca su número", señaló a BBC Mundo Gonzalo de la Melena, presidente de la Cámara de Comercio Hispano de Arizona.

La expansión se vuelve más notoria en los estados con mayor proporción de población inmigrante -como Nuevo México, Florida, Texas, California y Arizona-, donde alrededor de 20% de los negocios tienen dueños latinos. Del total, al menos 46% son de mexicanos.

"Es un hecho que los hispanos continúan asimilándose a la economía mainstream del país y hemos probado que sus beneficios no sólo se limitan a la comunidad latina, sino que son un factor importante en impulsar a una ciudad por el camino de la recuperación de los devastadores efectos de la recesión", expresó Núñez.

Clave para el gobierno

Derechos de autor de la imagen AP
Image caption El aumento de negocios en manos de latinos, apuntan, es proporcional al cambio demográfico.

Desde Washington, el Departamento de Comercio ha reconocido la importancia de los negocios de minorías para la prosperidad general.

"Mientras vivimos tiempos que plantean desafíos económicos y demasiados estadounidenses experimentan periodos de desempleo inaceptablemente prolongados, los negocios de hispanos y otras minorías están en el centro de nuestra expansión económica", escribió la directora de la Agencia para el Desarrollo de Negocios de Minorías, Alejandra Castillo.

Una de las herramientas del presidente Barack Obama para incentivarlos ha sido la Iniciativa para el Empleo (AJA, en inglés), enviada al Congreso en septiembre pasado.

La propuesta de ley sugiere, por ejemplo, una inversión de US$140 mil millones en infraestructura, lo que redundaría en la creación de miles de empleos en el área de la construcción, clave para los hispanos. También estipula una serie de créditos impositivos para pequeñas empresas que, según la organización Demos, podría beneficiar a 25.000 negocios latinos.

Pero, tal como fue planteada, la AJA tiene al momento pocas perspectivas de lograr el visto bueno de los legisladores de la oposición.

En tanto, los índices de desempleo entre hispanos no gozan de la misma salud que sus negocios: según cifras de diciembre, hay 11,4% de latinos sin trabajo, casi tres puntos porcentuales por encima de la media nacional.

Emprendedores

Pero, ¿cuáles son las razones que explican el mejor desempeño de los negocios hispanos?

Para algunos expertos, la multiplicación de los comercios en los que el español es el idioma del dueño simplemente replica una tendencia demográfica: la que indica que la población hispana en Estados Unidos crece a un ritmo más acelerado que el resto de los grupos.

"En Arizona, por ejemplo, un tercio de la población es latina y en Phoenix (la capital) alcanza el 41%. Somos una fuerza poderosa de direccionamiento del consumo y, mientras cambia la demografía, cambia también la constitución de empresas. Es una correlación natural", señaló De la Melena.

Otros apuntan que la comunidad –especialmente los hispanos de segunda y tercera generación- ha incrementado su poder de compra, lo que les permite contar con capital para encarar emprendimientos propios.

El Centro Selig de la Universidad de Georgia estimó que el poder adquisitivo nacional de los hispanos pasó de US$798 mil millones en 2006 a US$1,2 billones en 2011.

Para otros, la causa debe buscarse en cuestiones culturales, como el espíritu emprendedor latino que ayuda a sortear con más eficacia los escenarios de crisis.

"Tradicionalmente, la creación de empleo tras una crisis proviene de negocios pequeños y medianos. Con lo cual si la comunidad hispana tiene alta presencia en este segmento, será en gran medida responsable de impulsar la recuperación", agregó Núñez.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.