Muertes por malaria fueron el doble de lo estimado

Mosquito transmisor de la malaria Derechos de autor de la imagen PA
Image caption La investigación estima que 1.240.000 personas murieron en 2010 debido a la malaria, casi el doble de lo calculado por la OMS.

Las muertes por malaria en el mundo podrían ser casi el doble de lo previamente estimado según reveló un estudio publicado por la revista británica Lancet.

La investigación sugiere que 1.240.000 personas murieron debido a la picada del mosquito transmisor durante 2010.

La cifra estimada por la Organización Mundial de la Salud (OMS) era de 655.000 muertes.

Sin embargo, tanto el estudio de Lancet como las cifras de la OMS indican que la tasa de mortalidad está descendiendo.

La investigación fue patrocinada por la Fundación Bill y Melina Gates. Usó nuevos datos y nuevos modelos de computadora para construir la base de datos sobre la malaria desde 1980 a 2010.

La conclusión fue que las muertes a nivel mundial se han incrementado de 995.000 en 1980 a su máximo de 1.820.000 en 2004, antes de caer a 1.240.000 en 2010.

El aumento de muertes por malaria hasta 2004 es atribuida al incremento de la población en riesgo, mientras que su descenso desde 2004 se debe a "un rápido aumento de los sistemas de control en Africa" apoyado por donantes internacionales.

Los más jóvenes

Mientras que la mayoría de las muertes estuvieron entre la población más joven en Africa, los investigadores señalan que existió una proporción más alta de muertes entre jóvenes de más edad y adultos.

En total, 433.000 muertes ocurrieron entre niños mayores de cinco años y adultos en 2010, más que las estimaciones de la OMS.

"Tú aprendes en la escuela de medicina que la gente expuesta a la malaria mientras es niño desarrolla inmunidad y raramente muere de la enfermedad cuando es adulto", afirmó el doctor Christopher Murray de la Universidad de Washington en Seattle, quien estuvo al frente de la investigación.

"Lo que hemos aprendido de las cifras suministradas por los hospitales, cifras de muertos, recolección de datos y otras fuentes es que este no es el caso".

Los investigadores también concluyeron que la erradicación de la malaria no es posible en el corto plazo.

"Estimamos que la disminución de las muertes continúa desde su mayor punto en el año 2004. La mortalidad por esta enfermedad decrecerá a menos de 100.000 muertes sólo después de 2020", dice el informe.

Números preocupantes

El editor de la revista Lancet, Richard Horton, dijo a la BBC que "ahora no tenemos un número confiable de muertes por malaria en algunas de las zonas de mayor impacto de la enfermedad, lo que tenemos son estimados".

"Lo que da a conocer este informe es una nueva forma de hacer estimaciones en el número de muertes, donde se usaron datos adicionales y modelos matemáticos mejorados para calcular la mortalidad".

Derechos de autor de la imagen Getty
Image caption Los mosquiteros han sido clave en el combate a la malaria.

Pero a pesar de lo que él llamó números "preocupantes" en la cifra de muertos, cree que el mensaje a destacar del informe es que la enfermedad puede y está siendo controlada.

"Desde 2004 el número de muertos por malaria ha caído un tercio y ese ha sido el periodo cuando el Fondo Global para Combatir el Sida, la Tuberculosis y la Malaria se puso en acción", agregó.

"En la última década 230 millones de casos de malaria han sido tratados y el mismo número de camas con mosquiteros han sido distribuidas a poblaciones en riesgo. El resultado ha sido un gran descenso de casos. Lo que sabemos es que hemos podido hacer frente a la malaria con las actuales políticas".

Demasiadas muertes

Al comentar sobre el nuevo estudio, el profesor David Schellenberg de la Escuela de Higiene y Medicina Tropical de Londres, señala que los investigadores han "hecho todo lo posible para reunir información de diversas fuentes y realizar los ajustes cuando la calidad de los datos no era la mejor".

"Podemos discutir sobre las fortalezas y debilidades del enfoque (del estudio), pero no hay que perderse en los detalles sobre la metodología: lo importante es darnos cuenta de que demasiadas personas están muriendo de malaria", agrega.

"La introducción de pruebas rápidas de diagnóstico para la malaria, recomendadas por la OMS en 2010 y cada vez más disponibles en los países endémicos, ofrece una oportunidad sin precedentes para eliminar las imprecisiones del diagnóstico de la malaria y para mejorar la fiabilidad de la información".

El nuevo estudio implicó una serie de medidas para tratar de obtener una mejor estimación de las muertes por malaria a nivel global. La nueva base de datos fue examinada y los modelos informáticos construyeron nuevos factores centrados en una serie de elementos tales como la tasa de transmisión, acceso a la salud, resistencia a los medicamentos y la extensión en el uso de mosquiteros.

El estudio también tuvo que ver con tratar de juzgar el impacto de la mala clasificación de las muertes en las regiones afectadas. Este reajuste solo genera un aumento de 21% en el número de muertes por malaria.

Contenido relacionado