Europa lanza un cohete espacial para vuelos baratos

Vega Derechos de autor de la imagen ESA
Image caption El cohete pondrá en órbita a un total de nueve satélites de pequeño tamaño.

Europa lanzó este lunes al espacio su nuevo modelo de cohete ultraligero y de bajo coste, diseñado para poner en órbita satélites de pequeño tamaño.

De 30 metros de largo, la nave bautizada como 'Vega' transportó un total de nueve dispositivos, entre ellos uno con el objetivo de poner a prueba la teoría de la relatividad que formuló el físico Albert Einstein.

El coste de la nave fue superior a los US$1000 millones, financiados en gran parte por Italia.

Despegue

El primer vuelo de prueba de 'Vega' despegó desde la base de Kourou, en la Guayana francesa, con el fin de posibilitar el acceso al espacio de satélites con un peso inferior a las 2,5 toneladas.

Hasta el momento, cuando los países que conforman la Agencia Espacial Europea (ESA) querían poner en órbita este tipo de aparatos, dependían de cohetes ajenos, como los misiles nucleares rusos adaptados para fines pacíficos.

Pero los interesados normalmente debían esperar varios meses para reservar un vuelo en estos cohetes rusos, que por otra parte resultaban poco rentables.

Billetes a bajo costo

Por este motivo, en 1998 surgió la idea de traer al mundo un cohete de pequeño tamaño como Vega, nave que permitirá a partir de ahora a los países europeos enviar satélites públicos y privados a un bajo costo.

Técnicamente, el motor de la nave se alimenta con combustible sólido en sus tres primeras fases de vuelo, después de lo cuál hace uso de propulsores líquidos que le permiten apagar y activar su movimiento para colocar a sus "pasajeros" en la órbita correcta.

Italia financió más del 50% del proyecto, seguido por Francia (20%) y España (5%).

Se estima que un "billete" en esta aerolínea espacial cuesta actualmente unos US$53 millones, aunque la ESA pretende rebajar el precio a unos US$39 o US$26 millones por vuelo.

Poniendo a prueba la relatividad de Einstein

Derechos de autor de la imagen ESA
Image caption Lares pondrá a prueba aspectos de la teoría de la relatividad formulada por Albert Einstein.

Pero el primer vuelo de prueba fue gratis para los satélites que el vehículo espacial transportó en su morro.

El mayor de ellos es Lares (Satélite de Relatividad Láser).

Con un peso de 400 kg y una forma que recuerda a la de una esfera luminosa de club nocturno, este satélite de fabricación italiana de 37 centímetros de diámetro cuenta con 92 reflectores en su superficie que se emplearán para hacer mediciones de láser sobre la Tierra.

La idea es que Lares estudie una de las consecuencias contempladas por la teoría de la relatividad de Einstein, conocida como arrastre del espacio (frame-dragging).

Este fenómeno consiste en la supuesta alteración del espacio tiempo en la órbita terrestre a medida que el planeta gira.

Otros "pasajeros"

Aparte de Lares, que fue puesto en órbita circular a unos 1,450 kilómetros de altura, 55 minutos después del despegue, otro de los pasajeros ilustres es el AlmaSat-1, que tiene como fin el probar nuevas tecnologías civiles de observación de la Tierra.

Los siete aparatos restantes son apenas cubos de pequeño tamaño, algunos de tan sólo 1 kilo de peso.

Estos satélites en miniatura emplean un tipo de tecnología que los hace más manejables en el espacio y su fin es llevar a cabo diversos experimentos científicos.

Siga la sección de tecnología de BBC Mundo a través de @un_mundo_feliz

Contenido relacionado