La Venezuela que propone Capriles Radonski

Capriles Derechos de autor de la imagen AP
Image caption Henrique Capriles será el candidato opositor en Venezuela.

Henrique Capriles Radonski será el candidato de la oposición venezolana en las elecciones presidenciales del 7 de octubre. ¿Qué tiene para ofrecer?

Tras imponerse de forma contundente en las inéditas primarias del domingo, el actual gobernador del estado Miranda quedará aún más bajo la lupa.

Aunque en líneas generales ha delineado qué modelo de país quiere para Venezuela, aún no está claro cómo llevará a cabo concretamente muchas de sus propuestas.

BBC Mundo repasa las principales ideas de Capriles Radonski para gobernar Venezuela.

ECONOMÍA

Con la inflación más alta de América Latina (en torno al 26%), Capriles tendrá allí una de sus prioridades. Se la combate, dice, con mayor producción nacional, por lo que fomentaría una política de disminución de las importaciones y promoción de la competencia.

Se opone a la política de nacionalizaciones y expropiaciones que lleva adelante Chávez y al hacerlo se generarán, asegura, las condiciones para que la inversión extranjera retorne a Venezuela. Defiende que el sector privado goce de un papel más trascendente del que tiene ahora en Venezuela.

Pero no dejará atrás esa política inmediatamente. También será gradual el retiro de las políticas de controles de precios y de cambio, que haría dos años después de asumir.

Dicha iniciativa implicaría una revisión del tipo de relación que mantiene el Ejecutivo actualmente con el Banco Central.

Quiere revitalizar el sector agropecuario con la creación de un millón de empleos. No especificó cómo lo haría.

PETRÓLEO

Contrariamente a lo que dicen voceros del gobierno del presidente Hugo Chávez, el plan de Capriles no es privatizar la petrolera estatal Pdvsa sino "despolitizarla" y que se dedique únicamente al negocio del petróleo.

Propone revisar acuerdos petroleros con otros países y aumentar la producción petrolera en alrededor de 1,5 millones de barriles diarios. Pero no ha especificado cómo se hará ni en qué lapso.

Derechos de autor de la imagen jupiter still
Image caption Capriles niega que quiera privatizar PDVSA.

Producto de los fuertes subsidios (US$1.500 millones anuales), Venezuela tiene la gasolina más barata del mundo (US$0,02 por litro). Capriles no descarta eventualmente subir el precio, ha dicho que el tema debe estudiarse porque no "se puede regalar".

Propone generar una economía diversificada: "El gran reto es utilizar el petróleo para no depender del petróleo".

RELACIONES INTERNACIONALES

Capriles asegura que quiere tener relaciones de "respeto" con todos los países, "entre pueblos, que trasciendan a los presidentes".

Con Colombia, dice que está dispuesto a brindar "colaboración absoluta" para el combate a grupos violentos.

Consultado sobre qué tipo de vínculo tendría con Estados Unidos dijo que Venezuela no está subordinado a nadie y criticó a quienes tienen una visión retrógrada con respecto a ese país: "Ese discurso del imperio está gastado, acá se cae la luz y le echan la culpa al imperio".

En cuanto a los acuerdos que el gobierno firmó con China y Rusia, los revisaría porque lo hará con aquellos que tengan "componentes de lealtad política: "Lo que convenga al país se quedará".

Aunque asegura que China seguirá siendo un socio crucial.

No desmerece ámbitos de integración regional pero quiere evitar que se conviertan en una carga para la factura petrolera del país.

VISIÓN DE ESTADO

Su modelo está más que claro: el Brasil que impulsó Luiz Inácio Lula da Silva. Lo repite cada vez que puede. Dice que es un ejemplo de que lo privado y lo público pueden trabajar juntos.

Él se declara progresista y de centroizquierda, defiende la justicia social, las libertades individuales y el fomento a la iniciativa privada.

Quiero un "Estado fuerte, promotor, que oriente y que regule cuando tenga que regular".

TIPO DE PRESIDENTE

Critica a las autoridades por promover la "división" y propone un gobierno de "unidad": "A mí no me eligieron para pelear con nadie, a mí me eligieron para solucionar problemas".

"Vinimos a construir un futuro distinto. No es la hora de izquierda ni de derecha, es la hora de Venezuela", dijo en su primer discurso como candidato de la oposición.

"A algunos les gustó aparecer en la televisión e hicieron del país un programa de televisión, nosotros venimos a acabar con esto. Se trata de trabajar más y hablar menos, aquí no venimos a pelear con nadie. El que quiera pelear que se pare frente al espejo y pelee consigo mismo", aseguró este lunes.

Dice que no va a "invadir" la vida de los venezolanos diariamente, que gobernará para todos y que no se cree imprescindible. Cree en una reelección presidencial pero un período más corto, que actualmente es de seis años en Venezuela.

COMBATE A LA POBREZA

Reconoce la labor del gobierno de Chávez de atacar el problema, pero dice que se quedó en el "diagnóstico". Y aunque defiende y mantendría las "misiones" (programas sociales) propone administrarlas de mejor manera y ampliarlas.

Propone realizar un ataque integral a la pobreza: "Usted no sale de la pobreza si el Estado le da cada mes recursos para comprar alimentos. Para salir de la pobreza no es suficiente un programa social".

Hace hincapié especialmente en el tema de la educación, su bandera en su gestión como gobernador del estado Miranda: "Quiero ser el presidente de la educación". Asegura que una buena educación es la solución a largo plazo de varios problemas, entre ellos el de la violencia.

Propone desarrollar capacitaciones para que la gente tenga habilidades y se inserten en el mercado laboral.

FUERZAS ARMADAS

Capriles critica la "politización" de las Fuerzas Armadas llevada adelante por el gobierno de Chávez y asegura que en su gobierno eso no ocurrirá.

"Las Fuerzas Armadas no le pertenecen a un partido político, le pertenecen al pueblo venezolano. Nosotros no los meteremos en el debate político porque eso sería romper la institucionalidad de nuestras Fuerzas Armadas", dijo este lunes.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.