El ojo biónico que funciona con energía solar

Primer plano generado por computadora del iris y la pupila de un ojo un Derechos de autor de la imagen SPL
Image caption El implante aún no ha sido probado en humanos, pero ha funcionado en ratas.

Científicos de la Universidad de Stanford, en California (Estados Unidos), inventaron un implante de retina, u ojo biónico, que funciona con luz, a diferencia de los implantes comunes que requieren una batería.

El nuevo dispositivo, descrito en la revista Nature Photonics, utiliza un par de lentes para transmitir la denominada luz casi infrarroja en el ojo.

Éstos hacen funcionar al implante y envían la información que podría ayudar a que la persona afectada vea.

Afecciones como la degeneración de la mácula, el área de la retina especializada en la percepción de los detalles, y la retinosis pigmentaria, derivan en la muerte de células que detectan luz en el ojo.

Es un proceso que, con el tiempo, conduce a la ceguera.

Sin cables

Los implantes de retina estimulan los nervios en la parte posterior del ojo, lo que ha ayudado a que algunos pacientes recuperaran la visión.

Dos hombres ciegos pudieron percibir luz, e incluso algunas formas, de acuerdo a resultados preliminares de un ensayo en el Reino Unido.

Sin embargo, además de implantar un chip detrás de la retina, es necesario colocar una batería detrás de la oreja y un cable que los conecte.

Los investigadores de la Universidad de Stanford dicen que su método podría significar un paso hacia la "eliminación de la necesidad de electrónica compleja y cableado", señala el corresponsal de Salud y Ciencia de la BBC, James Gallagher.

Funcionamiento

El implante de retina, que funciona de forma similar a un panel solar, se coloca en la parte posterior del ojo.

Un par de lentes que contiene una cámara de video graba lo que está ocurriendo ante los ojos de una persona y genera rayos de luz casi infrarroja en el chip colocado en la retina.

Esto crea una señal electrónica que se transmite a los nervios.

La luz natural es 1.000 veces demasiado débil para accionar el implante, explican los investigadores, quienes aseguran: "Debido a que el implante fotovoltaico es delgado y sin cables, el procedimiento quirúrgico es más simple que otros".

"Tal implante totalmente integrado e inalámbrico promete la restauración de la visión útil a los pacientes ciegos por enfermedades degenerativas de la retina", agregan.

El implante aún no ha sido probado en humanos, pero ha funcionado en ratas.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.