Los pájaros azules que se volvieron rojos por dinero

jugadores de futbol y escudo
Image caption El escudo y el uniforme de local del Cardiff serán rojos. La camiseta de visitante, azul.

Uno de los equipos más importantes de la segunda división del fútbol inglés, el Cardiff City, cambiará sus colores de azul a rojo después de que sus propietarios, de origen malasio, prometieron hacer una nueva inversión y un "significativo" rediseño a la marca del club, cuyos jugadores son conocidos históricamente como los "pájaros azules".

Los inversionistas asiáticos creen que el color rojo hará más atractivo al club en el Lejano Oriente, señala el reportero de la BBC, Peter Shuttleworth.

En algunos países asiáticos, el rojo es sinónimo de buena suerte.

El empresario Tan Sri Vincent Tan, uno de los socios, quiere que sus pájaros azules se vuelvan rojos para "explotar y maximizar la marca", agregó el periodista.

El Cardiff es el equipo de la capital de Gales y juega en la segunda división del fútbol inglés. En la última temporada quedó de sexto. Creado en 1899, ha jugado 15 temporadas en la Premier League, el campeonato más importante de fútbol inglés, que es compartido con equipos de galeses.

Muchos de los hinchas del equipo han manifestado su oposición al cambio de imagen.

Sin embargo, parece que ya no hay vuelta atrás: el Cardiff City cambiará de colores. ¿Cuáles son, entonces, los detalles de este inédito acontecimiento?

Reposicionamiento de marca

Además de vestir de rojo en vez de azul en sus partidos en casa durante la próxima temporada por primera vez desde 1910, el club dijo, en un comunicado, que van a expandir el estadio y remodelar sus instalaciones deportivas gracias a una nueva inversión de cerca de US$160 millones por parte de los empresarios malasios.

Así mismo, incluirán un dragón en el escudo del equipo, en vez de un pájaro azul.

Image caption Además de cambiar la imagen del club, los nuevos inversionistas van a remodelar el estadio y las instalaciones deportivas.

El presidente ejecutivo, Alan Whiteley, dijo que el cambio de marca ha sido diseñado para hacer al club más atractivo.

La nueva inversión también permitirá que el club salve una deuda de larga data con la firma Langston.

Gwyn Davies, un representante de la hinchada, dijo que se sintió aliviado de que el club se había asegurado la inversión, lo que traería estabilidad y progreso.

"Ninguno de nosotros quiere cambiarse a rojo", dijo Davies. "Es algo que vamos a tener que aceptar a las buenas porque traerá beneficios.

"La gente que está en contra del cambio… No he visto un plan b de su parte. No he visto una opción viable...ellos tendrían que pensar en otra opción".

Contradictores

Aunque Davies no es el único hincha que favorece el cambio de imagen, varios fanáticos del equipo han manifestado su oposición.

Dan Buckley, por ejemplo, escribió en Twitter: "Amo a este club de fútbol. De verdad lo amo desde el fondo de mi corazón. Las palabras no pueden describir lo asqueado que estoy. Enfermo".

El comité de hinchas del equipo dijo que acoge con beneplácito la noticia de la inversión propuesta para el club, pero quiere más información sobre el nivel de inversión en el club.

El presidente de la organización, Tim Hartley, dijo: "Todavía hay preguntas que necesitan ser respondidas, como lo que ocurre con la inversión propuesta, si no hay acuerdo sobre las deudas históricas con Langston y cuánto realmente se invirtió y a qué plazo.

"Si bien entendemos que los propietarios de Malasia desean cambiar el color del uniforme y el escudo, muchos fans se sentirán decepcionados por esto".

Contenido relacionado