Que llueva internet en el campo

Ade
Image caption Las zonas rurales presentan grandes oportunidades para las empresas de tecnología locales.

Indonesia es un país con una economía dinámica y se está convirtiendo en uno de los lugares con mayor auge tecnológico en Asia. Dos factores lo confirman: que Indonesia es uno de los países con mayor número de usuarios de Twitter y que ocupa el tercer lugar en usuarios de Facebook.

El fabricante de teléfonos Blackberry, Research in Motion, considera este país uno de los más lucrativos para su negocio, y otras empresas de tecnología ya le han puesto el ojo al consumidor de celulares indonesio.

Se habla incluso de un fenómeno similar a Silicon Valley que estaría teniendo lugar en los suburbios de Yakarta, con el beneplácito del gigante tecnológico estadounidenses Yahoo.

División digital

Sin embargo, aunque los habitantes de las grandes ciudades de Indonesia están tan conectados como sus homólogos en Singapour o Corea del Sur, en el campo la historia es muy distinta.

Basta recorrer pocas horas fuera de la ciudad de Yakarta, la capital, hasta llegar al pueblo de Kadaka Jaya, para darse cuenta de la gran división digital.

Cuanto más lejos vas, peor es la señal de celular. Es difícil ver una torre de telefonía y lo único que atisbas durante kilómetros son los prados esmeralda salpicando las colinas. Ahí, ajeno al bullicio de Yakarta vi en la distancia a un campesino javanés disfrutando sus siesta de mediodía.

Se cree que casi la mitad de los 230 millones de habitantes de Indonesia vive de la tierra. Muchas veces sus vidas quedan a merced del clima y los precios fijados por los centros financieros internacionales.

Es en Kadaka Jaya donde conocí a Ade, un campesino de 24 años dinámico y perspicaz.

"El campo necesita tecnología"

Derechos de autor de la imagen bbc
Image caption Mathieu Le Bras es el fundador de 8villages, una red social para agricultores.

Ade siguió los pasos de su familia. Cultiva la tierra del mismo modo que hicieron muchos antes que él. No obstante, algunos cambios ya se están dejando notar.

"Como campesinos estamos siempre necesitando nueva tecnología para mejorar nuestras vidas", cuenta Ade, mientras recolecta chiles maduros.

"No hay forma de saber qué es lo que necesitan las ciudades, o cuando los productos que queremos llegan a las tiendas. Tenemos que llamar constantemente a los tenderos para saberlo, y las conexiones de teléfono por aquí son deficientes".

Esta división entre las áreas rurales y urbanas son una oportunidad para iniciativas tecnológicas como 8villages.

"8villages es una red social de negocios para campesinos", cuenta a la BBC su fundador y jefe ejecutivo Mathieu Le Bras. "Les proporciona vínculos a compradores locales, a sus vendedores locales, así como con otros campesino cultivando los mismos productos que ellos".

Expansión

Ade es uno de los 900 campesinos indonesios probando gratis el nuevo producto.

"Nos permite acceder a información sobre fertilizantes, pesticidas y precio de las cosechas", explica. "Así que ahora cuando necesitamos información, todo lo que tengo que hacer es esperar por un mensaje de SMS de 8villages".

El plan, según Le Bras, es extender el proyecto por todo el país en los próximos seis meses, e incluso más allá a campesinos de Vietnam y Filipinas.

Y no son sólo las pequeñas empresas de tecnología las que tratan de sacar provecho de las zonas rurales de Indonesia.

Derechos de autor de la imagen 8Villages
Image caption El proyecto 8villages pretende expandirse por distas zonas rurales de Asia.

De hecho, los campesinos con teléfono Nokia reciben textos sobre el precio de la cosecha y predicciones del tiempo, un servicio que según la compañía tenía más de 600.000 usuarios en Indonesia en 2011.

Pero el director local de Nokia, Martin Chirotarrab, dice que el plan es expandirse por las zonas rurales.

"Hay más de 7.000 millones de habitantes en el mundo", dice Chirotarrab desde la sede de Nokia en Jakarta. "Casi la mitad de ellos tiene un aparato en su bolsillo, pero sólo 1.000 millones de estos consumidores acceden a internet. El plan de Nokia es conectar a la otra mitad a la red".

Sin embargo, se estima que tal expansión todavía tardará en notarse en el campo indonesio. Las redes de telefonía en muchos distritos continúan siendo insuficientes, y los proveedores de telecomunicaciones todavía tienen que priorizar el extenderlas.

Pero la situación, aunque lenta, está cambiando, debido al gran potencial que las empresas ven en los campesinos.

Contenido relacionado

Vínculos

El contenido de las páginas externas no es responsabilidad de la BBC.