Tres formas en las que Correa sí está presente en los medios privados

  • Paúl Mena Erazo
  • Ecuador
Pie de foto,

La relación de Correa con estos no es necesariamente nula.

A pesar de que los ministros de Estado ecuatorianos ya no otorgan entrevistas a los principales medios de comunicación privados del país, el gobierno de Rafael Correa no ha prescindido del todo de dichos medios a la hora de difundir sus mensajes a la población.

El mandatario ecuatoriano señaló que no se darán entrevistas a medios de alcance nacional calificados por el gobierno como "mercantilistas", pues considera que al acudir a esos medios sus ministros están contribuyendo a "llenar los bolsillos" de los dueños de "negocios dedicados a la comunicación".

Correa precisó que la decisión, que ha causado la reacción de organizaciones de prensa nacionales e internacionales, así como del relator de la ONU para la Libertad de Expresión, Frank La Rue, tiene que ver con los cinco mayores periódicos privados del país: El Comercio, El Universo, Hoy, Expreso y La Hora, así como con dos canales de televisión nacional de larga trayectoria: Ecuavisa y Teleamazonas.

El gobierno ecuatoriano, no obstante, sí utilizará a los medios privados señalados para divulgar sus mensajes a los ciudadanos. Aquí las tres formas en las que el presidente Correa y sus funcionarios sí estarán presentes en los llamados "medios mercantilistas".

Publicidad oficial

Más allá del anuncio presidencial en cuanto a las entrevistas de funcionarios públicos en los principales medios privados, el gobierno ecuatoriano ha continuado colocando publicidad en dichos medios.

El presidente Correa ha retado a los medios privados señalados a enviar cartas al gobierno rechazando la publicidad oficial. "Basta que la rechacen y no la pagamos. Esperamos la carta. Vamos a ver quién es quién", ha señalado el mandatario.

Frente a ello, el director ejecutivo de la Asociación Ecuatoriana de Editores de Periódicos (AEDEP), Diego Cornejo, dijo a BBC Mundo que "los medios no tenemos por qué rechazar la publicidad del sector oficial, ni de ningún ciudadano ecuatoriano", y afirmó que más bien es al presidente a quien le tocaría decidir no colocar anuncios de su gobierno "en los siete medios que él ha señalado y que son los de mayor audiencia en el país".

Los medios ecuatorianos llamados públicos no gozan de las mayores audiencias en Ecuador. Para Cornejo, allí está una razón por la cual el gobierno sigue pautando en medios privados, más allá de que, sostuvo, "al menos en cuanto a los periódicos vetados, la publicidad oficial no representa un alto porcentaje del total de la cartera de publicidad de cada medio".

Según la ONG Participación Ciudadana, las instituciones gubernamentales de Ecuador gastaron en conjunto en 2011 un monto equivalente a unos US$47 millones en publicidad oficial solo en televisión, de acuerdo a un monitoreo que considera las tarifas comerciales de nueve medios televisivos privados y estatales, sin incluir descuentos que pudieron haber aplicado dichas televisoras.

Cadenas de gobierno

Las cadenas gubernamentales de radio y televisión, a las que todos los medios ecuatorianos están obligados a engancharse, no han cesado tras la decisión del Ejecutivo de no conceder entrevistas a "medios mercantilistas".

A decir de Diego Cornejo, las cadenas, emitidas de forma constante, han servido "para perseguir a críticos del gobierno, a organizaciones, medios y periodistas".

"Se trata de un abuso del recurso constitucional que tiene el gobierno de efectuar cadenas nacionales. Esto se ha convertido en una moneda cotidiana, y se ha empleado incluso para interrumpir un programa de entrevistas específico de un canal de televisión, y atacar a los periodistas que dirigen esos programas y a sus entrevistados", señaló el representante de la AEDEP, para quien con la reciente medida anunciada por el presidente Correa, "el gobierno estará presente en los horarios de los noticieros de televisión pero por medio de cadenas y no para escuchar preguntas incómodas".

Pie de foto,

Correa ha sido criticado por ser una amenzada a la libertad de expresión.

En contraposición, el asambleísta oficialista y exdirector de Radio La Luna, Paco Velasco, dijo a BBC Mundo que los medios de comunicación deben hacer honor al uso que hacen de un espacio público, como es el espectro radioeléctrico, y desde esa perspectiva tienen que cumplir con ciertas obligaciones, como el ser parte de cadenas de radio y televisión.

Según Velasco, cuando el gobierno coloca dichas cadenas para exponer sus criterios sobre temas de coyuntura lo que hace es buscar "un equilibrio en cuanto a la información, el cual no existe en los medios privados del país".

Cobertura informativa

Si bien los medios de comunicación privados señalados por el gobierno ecuatoriano no tendrán entrevistas de ministros de Estado, sí podrán estar en las ruedas de prensa convocadas por dichos funcionarios. Así lo ha señalado el presidente Correa, quien también ha dicho que "cada dos o tres semanas" el gabinete ministerial hará conversatorios con los medios de comunicación.

Frente a ello, el asambleísta oficialista Paco Velasco reconoció que se hace "imposible tener una buena cobertura periodística" únicamente a partir de ruedas de prensa o boletines oficiales, pero también habló de "detrimento de la calidad informativa" a la hora de evaluar el trabajo de los medios privados.

Velasco dijo que rechaza "toda forma de exclusión, de conculcar que las personas se expresen a través de los medios de comunicación", aunque enfatizó en que en determinados medios privados ecuatorianos "hay listas de personajes vetados" que no son entrevistados.

De su lado, Diego Cornejo señaló que muchas ruedas de prensa están armadas con directrices que impiden que los periodistas formulen ciertas preguntas y se profundicen aspectos con los funcionarios. "Con esto se afecta el periodismo investigativo, pues la norma básica es que las informaciones sean contrastadas, pero si los funcionarios no quieren brindar información esa contrastación no podrá ser posible", concluyó.