China quiere abrir la fuente del crédito a América Latina

Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption China espera crecer en América Latina, ante la caída de sus mercados tradicionales.

China ofreció crear una línea de crédito de US$10.000 millones para apoyar la construcción de proyectos de infraestructura en América Latina.

La propuesta fue realizada por el primer ministro chino Wen Jiabao al concluir una visita a la región.

Wen también propuso un pacto de libre comercio entre China y el bloque del Mercosur, en el marco de una reunión que sostuvo con la presidenta argentina Cristina Fernández, y a la que asistieron los mandatarios de Brasil y Uruguay por teleconferencia.

"El gobierno chino continuará ofreciendo asistencia a los países de la zona que estén interesados", señaló Jiabao a la agencia Reuters.

En los últimos años, el comercio entre ambas regiones se incrementó notablemente, en contraste con el comportamiento de los mercados tradicionales de China, que han estado experimentando un retroceso.

En este contexto, el ministerio de Comercio ha recomendado que el país se concentre en mercados emergentes, como el de Latinoamérica.

Ganar-ganar

Algunos observadores han manifestado escepticismo sobre la efectividad de esta estrategia, debido a la debilidad de la demanda en los países de esta región.

"Europa, Estados Unidos y Japón conforman dos terceras partes del consumo del mundo y es difícil imaginar que el mundo en desarrollo pueda reemplazar ese consumo en los próximos años", le dijo a la BBC Michael Pettis, profesor de economía en la Universidad de Pekín, en noviembre del año pasado.

Sin embargo, de lo que se trata ahora es de inversiones directas en infraestructura, las que analistas consideran como una de las claves para incentivar el desarrollo en América Latina.

Por otro lado, China, que tiene las mayores reservas de divisas del mundo, está buscando nuevas áreas en las que invertir parte de su dinero.

Según los expertos, la línea de crédito ofrecida por China podría resultar en una situación beneficiosa para ambas partes ya que América Latina podría ganar de la experiencia de Pekín al tiempo que las empresas chinas participan de esos proyectos.

"China tiene la mano de obra y las habilidades técnicas necesarias para emprender proyectos de infraestructura grandes y también tiene los bolsillos llenos para poder financiarlas", señaló a la BBC Charles Chaw, de la firma China Knowledge Consulting.

"Su habilidad la demostraron con su éxito en su propio país", agregó.

Socio principal

En los últimos años, China se convirtió en uno de los principales socios comerciales de América Latina, y el primero en países como Chile o Brasil.

La mayor parte de ese comercio es de materias primas, especialmente hierro, cobre y alimentos como el maíz o la soya.

El país asiático espera ver incrementado el comercio bilateral en forma importante, después de que el año pasado experimentara un crecimiento del 44%.

Jiabao señaló que desearía doblar el comercio con América Latina en los próximos cinco años.

Sin embargo, apuntó que para que eso suceda, las dos partes deben trabajar en la dirección de reducir las barreras comerciales.

Además de promover el comercio, el premier chino también pidió acuerdos para intercambios monetarios con las economías de la región. Estos acuerdos permiten vender y comprar en moneda local, en vez de dólares estadounidenses.

La semana pasada anunció un acuerdo de esta naturaleza con Brasil, por un monto cercano de los US$ 30.000 millones.

Contenido relacionado