Las dudas alrededor de la muerte de Oswaldo Payá

Misa por Oswaldo Payá Derechos de autor de la imagen AFP
Image caption Este martes tendrá lugar el funeral y entierro del disidente en el cementerio Colón de La Habana.

Familiares de Oswaldo Payá, el líder opositor cubano que murió el pasado domingo, manifestaron en las últimas horas sus sospechas de que el auto en el que viajaba el disidente fue sacado deliberadamente de la carretera.

Durante una misa en La Habana a la que atendieron cientos de personas, su hijo, también llamado Oswaldo, dijo a la BBC que no se trató de un accidente y recordó que su padre había recibido muchas amenazas de muerte.

El comunicado oficial indica que el conductor del automóvil en el que viajaban cuatro personas perdió el control del vehículo cerca de la ciudad de Bayamo, provincia de Granma, y colisionó contra un árbol.

El corresponsal de BBC Mundo en la capital cubana, Fernando Rasverg, informó que hasta el momento el gobierno cubano se ha limitado a calificar de lamentable el "accidente de tránsito en el que fallecieron dos personas y dos resultaron heridas".

"Un camión"

La otra víctima fatal fue el activista Harold Cepero, de 31 años de edad. Los heridos son un ciudadano sueco y otro español.

"Lo que se sabe del accidente se sabe por ellos dos, que fueron los sobrevivientes", dijo Oswaldo Payá hijo.

"Después del accidente ellos llamaron a sus superiores en Suecia y España diciendo que un camión los golpeó, los chocó, los embistió varias veces hasta sacarlos de la cuneta, de la carretera, y luego en el hospital quedaron incomunicados", agregó.

Lea también: Adiós al padre del mayor movimiento de disidencia interna en Cuba

Las embajadas de Suecia y España en La Habana no han confirmado las declaraciones de la familia de Payá.

Último adiós

Durante la misa celebrada en la Iglesia Católica San Salvador, otros disidentes políticos expresaron su compromiso de seguir luchando por la democracia en la isla caribeña.

La viuda de Oswaldo Payá, Ofelia Acevedo, agradeció el apoyo de los activistas y defensores de los derechos humanos.

Este martes tendrá lugar el funeral en el cementerio Colón, ubicado en la capital cubana.

Payá fue el fundador del Proyecto Varela, lanzado en el año 1998, cuyo objetivo era juntar firmas para un referendo sobre los derechos civiles en la nación comunista.

Por esta iniciativa recibió cuatro años después el Premio Sajarov, entregado por la Unión Europea.

Contenido relacionado